Según el director de Intel, la escasez de PS5, Xbox y Switch se prolongaría hasta 2023

“Creo que la escasez tocará fondo en la segunda mitad de 2021, tomará otro año o dos antes de que la industria pueda completamente cumplir con la demanda”, dijo el CEO de la compañía.

La escasez de componentes afecta directamente la capacidad de producción de algunos de los productos con mayor demanda. Foto: Olhar Digital
La escasez de componentes afecta directamente la capacidad de producción de algunos de los productos con mayor demanda. Foto: Olhar Digital
Tecnología LR

La escasez de componentes sigue siendo una dura realidad a casi año y medio de iniciada la pandemia del coronavirus. Casi la totalidad de compañías que fabrican productos en base a microprocesadores han sido afectadas y el panorama, según el CEO de una de las empresas líderes en este sector, está lejos de cambiar para bien. Esto es lo que dijo recientemente Pat Gelsinger, director de Intel.

Junto a AMD, Intel ha sido una de las compañías fabricantes de microprocesadores líderes en la industria (al menos en la arquitectura x86). Tanto ellas como otros cientos de empresas han sido afectadas directamente por la escasez de semiconductores, que ha generado, entre otras cosas, precios altos y falta de stock.

Esta situación se ha extendido a importantes empresas que tercerizan, de alguna manera u otra, procesadores para otros productos. Uno de los casos más conocidos es el de los fabricantes de consolas de videojuegos, como Sony y Microsoft, cuyos últimos lanzamientos (la PS5 y la Xbox Series X) han tenido que lidiar con la falta de existencias.

Ahora, según Pat Gelsinger, director general de Intel, la realidad que hasta ahora se ha vivido, tanto el sector retail como dentro de las fábricas de estas compañías, está lejos de acabar. En una reciente conferencia de utilidades, el CEO compartió su visión no tan positiva:

“Creo que la peor parte de esta escasez ocurrirá en algún punto de la segunda mitad del 2021. Aun así, los efectos irán más allá de este periodo y tomará otro año o dos antes de que la industria pueda completamente cumplir con la demanda”, aseveró.

Entre los productos más demandados que han sido afectados por la escasez de semiconductores están la PS5, Xbox Series X, Nintendo Switch, las tarjetas gráficas de Nvidia y AMD (que lidiaron también con el auge de la criptominería) y, por supuesto, los procesadores de las compañías mencionadas.

Según lo revelado, todavía habría que esperar hacia alrededor del 2023 para poder adquirir piezas de PC a precios pre-pandemia; por lo pronto, en Europa se ha podido detener la curva ascendente de precios y en Estados Unidos se aprobó una inversión millonaria para impulsar a dicha industria.