VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Audacity cambia de dueños y ahora puede quedarse y compartir los datos del usuario

Los nuevos dueños de Audacity, Muse Group, han realizado cambios en el programa. Ahora ya no es tan ‘código abierto’ y puede compartir datos de usuarios con ‘compradores potenciales’.

Miles de usuarios del famoso Audacity, conocido software gratuito de edición de audio, piden que se recupere la versión original abierta. Foto: Composición LR
Miles de usuarios del famoso Audacity, conocido software gratuito de edición de audio, piden que se recupere la versión original abierta. Foto: Composición LR
Tecnología LR

Para millones de personas que se iniciaron en el mundo de la edición audiovisual o la producción musical, Audacity es un viejo conocido. Se trata de uno de los programas —para Windows, Mac y Linux— con código abierto más accesibles y básicos en cuanto a manejo de audio no lineal se refiere. Su disponibilidad gratuita lo ha hecho una asignatura casi obligada en cientos de universidades y su fama ya se ha extendido por más de dos décadas.

Lamentablemente, en la industria del software, no es poco común que haya intereses detrás de aplicativos muy populares, y con Audacity no hubo excepción. Hace apenas unas horas se confirmó que el programa fue adquirido por Muse Group, un conglomerado ruso especializado en soluciones de audio y que, además, habrían hecho cambios sustanciales a la forma en cómo opera el programa.

El cambio más relevante —y que ha generado ya una fuerte polémica— es uno que implica la violación de la licencia GNU (de derecho autor, muy común en el sofware libre de código abierto). Este tipo de protección garantizaba que los programas que la presentaban estén libres de intentos de apropiación por terceros, y que estos puedan restringir las libertades de los usuarios.

El problema con los cambios de Muse Group en Audacity es que los cambios ahora permiten que se puedan compartir los datos de los usuarios que descargan y utilizan el programa, para poder ser vendidos a ‘compradores potenciales’. Esto significa que la compañía rusa podría utilizar al programa como un ‘rastreador’, como sucede con algunas redes sociales.

Ya en un primer momento —cuando Muse Group realizó la primera modificación al código— muchos usuarios notaron que se integró discretamente fue un sistema de telemetría, que nadie solicitó. La polémica fue tal que el conglomerado ruso decidió modificar esta novedad, para que terceros como Google y Yandex no pudieran recopilar datos. Aun así, esta característica se mantuvo.

Por supuesto, Audacity sigue siendo, en teoría, un programa de código abierto, por lo que su source code puede ser visto aún en un repositorio de acceso libre. Aun así, estos últimos cambios violan algunas de las facultades con las que contaban antes sus usuarios, como el derecho a no ser rastreados.

La reacción de la comunidad no se ha hecho esperar y, dado que el programa no necesita de ningún servicio en tiempo real que requiera conexión a internet, ya se han estado distribuyendo alternativas de descarga para versiones antiguas. Algunas de ellas se encuentran en el conocido portal Archive.org. Dicho build fue creado, según el propio sitio, “debido a los nuevos términos de servicio de Audacity con fecha 2 de julio de 2021”.

Si eres usuarios de Audacity y te preocupan los nuevos cambios hechos por Muse Group, puedes optar por descargar una versión anterior (de dominio público), a través de este enlace:

  • https://archive.org/details/AudacityArchive