¿De qué manera un bot puede ayudarte a comprar un auto que se adapte a tus necesidades?

Conoce a Mariela, un chatbot capaz de vender automóviles de manera online a través de WhatsApp, Facebook, sitios web y aplicativos móviles.

El chatbot Mariela se lanzó en 2019 y desde entonces ha estado en constante desarrollo para lograr metas comerciales en el sector automotriz, como la venta y reserva de vehículos. Foto: Qstom
El chatbot Mariela se lanzó en 2019 y desde entonces ha estado en constante desarrollo para lograr metas comerciales en el sector automotriz, como la venta y reserva de vehículos. Foto: Qstom
José Santana

Las ventas online han aumentado en los últimos meses. La comunicación entre empresas y clientes ya no solo se da a través de dos personas que están detrás de una computadora, sino que también puede hacerse por medio de un chatbot que funciona con inteligencia artificial.

En 2016 nace la propuesta de SoyBot, un robot inteligente capaz de simular ser un humano para realizar determinadas acciones previo a la venta de un producto y, en este caso, un vehículo. Para saber más detalles sobre este asistente que trabaja por medio de inteligencia artificial, hemos conversado con Florencia Gloria, gerente de marketing de SoyBot.

Florencia nos cuenta que este chatbot se llama Mariela. Con cinco años de desarrollo, este robot inteligente es capaz de identificar la intención del potencial cliente de diferentes marcas, gracias a la tecnología de una beta continua que está en constante desarrollo y puede usarse en diferentes plataformas.

El asistente se puede usar en fanpages de Facebook o WhatsApp, sitios web y hasta en aplicativos móviles. Todo dependerá del proyecto. De acuerdo al modelo de negocio, brindará información al cliente sobre autos de cero kilómetros, donde el perfil del usuario es bastante particular. También puede hacer lo mismo para vehículos usados.

Asimismo, trabaja sobre la posventa, reserva de turnos, venta de accesorios; entre otros. Florencia destaca que este asistente es capaz detectar qué vehículo desea la persona, mostrárselo y él o ella le hace una pregunta sobre el motor o los neumáticos. Mariela es capaz de enviar la ficha técnica, mostrar el interior del auto a través de un video o fotografía.

Mariela, nombre del chatbot, es capaz de mantener una conversación fluida por chat de 20 minutos, según los objetivos de la compañía. Foto: SoyBot

A esto se le suma el asesoramiento en diferentes métodos de pago. Incluso, el cliente podría reservar un vehículo por medio de este asistente. Básicamente, lo que hace el robot es conversar y a partir de allí entender las necesidades del usuario.

Tengamos en cuenta que Mariela es un chatbot y, por ende, habrá algunas preguntas que no podrá responder. Entonces, la representante de SoyBot menciona que en este tipo de situaciones el asistente va a derivar la duda al área correspondiente.

Florencia agrega que todo dependerá de los objetivos que tenga la empresa, ya que algunas solo se enfocarán en la venta de autos nuevos, vehículos usados, autopartes y combinarán todos estos servicios, así como el nivel de complejidad de la conversación.

De tal manera que Mariela construirá diálogos a partir de los mensajes que reciba por parte de la persona, detectará palabras mal escritas y evadirá preguntas que no están relacionadas con el objetivo de la empresa.

El asistente online estará activo las 24 horas, los siete días de la semana. Estará presente en todo horario que se le consulte, pero lo interesante es que, como se trata de un bot que simula ser humano, los tiempos de respuesta no están cronometrados.

Esto hace la ilusión de que hay otra persona del otro lado que sí está escribiendo. Entonces, puede ser que en un inicio sí conteste rápido, después se tome unos segundos más para tomar una foto o redactar un guion nuevo. Todo dependerá de la pregunta que se la haga.

Florencia señala que Mariela es capaz de mantener una conversación fluida de 20 minutos por chat. Esto dependerá también del objetivo de la compañía que adquiera el sistema. Por ejemplo, puede servir para la generación de datos. Para lograrlo, el chatbot pondrá en práctica una metodología que le permita cumplir esta meta.

En el caso de no lograr la venta o reserva del vehículo, lo que hará el asistente será encargarse de obtener un dato del usuario. Es aquí donde una conversación pasiva se convierte en un lead; es decir, conseguir el contacto del cliente, ya sea su número telefónico o mail, que le permite volver a hablar con esa persona.

Para que Mariela realmente sea un bot inteligente y humanizado, se tiene que adecuar a los modismos de cada país. Es por ello que hay diferentes versiones para cada región (Sudamérica) a fin de realizar un diálogo profundo.

Finalmente, hace hincapié en que todos los datos personales que brinde el usuario de manera voluntaria quedarán encriptados; es decir, que nadie podrá acceder a esta información, independientemente de la plataforma.

Mariela puede usarse desde WhatsApp, Facebook, apps móviles y sitios web. Funciona 24/7. Foto: SoyBot