EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Huawei pretende cooperación global para afrontar desafíos en ciberseguridad

El gigante tecnológico afirma que la colaboración entre el sector público y privado es necesaria para fortalecer la seguridad cibernética a nivel mundial.

Huawei recalca la importancia de equilibrar la seguridad y el desarrollo en la era digital. Foto: NicoElNino
Huawei recalca la importancia de equilibrar la seguridad y el desarrollo en la era digital. Foto: NicoElNino
Carol Larrain

Ante el acelerado avance hacia la transformación digital que se ha experimentado en todo el mundo a raíz de la pandemia, se ha convertido en un gran desafío afrontar eficazmente las amenazas y riesgos relacionados con la tecnología.

En ese sentido, Huawei asegura que la seguridad cibernética es un problema global y, como tal, ningún gobierno o empresa puede abordarlo por sí solo. Es así como surge la importancia de establecer una estrecha cooperación entre el sector público y privado para instaurar un enfoque holístico e integral.

De acuerdo con Marcelo Motta, director de ciberseguridad para Huawei Latinoamérica, a medida que un número mayor de contenidos y servicios migran a centros de datos en la nube, las redes se vuelven más vulnerables a ataques cibernéticos.

Director de ciberseguridad para Huawei Latinoamérica, Marcelo Motta. Foto: Huawei

Es por ello que nace la necesidad de que empresas y gobiernos trabajen entre sí para implementar una normativa global y un conjunto unificado de estándares técnicos de seguridad. “Las mejores prácticas comienzan a nivel de país y eso abre posibilidades de colaboración entre diferentes regiones”, sostuvo.

No obstante, aseveró que la comunidad global “carece de una comprensión común y unificada de la ciberseguridad”, lo que da como resultado que las diferentes partes interesadas tengan distintas expectativas y no haya una adecuada alineación de responsabilidades.

Asimismo, señaló que “la gestión de la seguridad cibernética carece de apoyo legislativo” y, en consecuencia, su aplicación no va al ritmo que debería. “Para abordar estos desafíos, el entendimiento mutuo es el punto de partida”, enfatizó.

Para lograr ello, Motta recalcó la importancia de impulsar la confianza recíproca, basada en “la apertura y la transparencia”, a fin de que la tecnología sea un instrumento clave para el desarrollo de diversos ámbitos, como economía, salud, telecomunicaciones, entre otros.

Durante el último St. Gallen Symposium, una reunión anual de líderes mundiales que se realiza en Suiza, Catherine Chen, vicepresidenta senior y directora del Consejo Directivo de Huawei, también hizo un llamado a una cooperación entre el sector público y privado para restaurar la confianza en la tecnología.

“La COVID-19 ha llevado a la sociedad a un punto en el que la tecnología ya no es una opción, sino una necesidad”, afirmó y resaltó el impacto negativo que han causado los efectos adversos asociados con las aplicaciones y servicios digitales, como problemas de privacidad y vulnerabilidad de los trabajadores.

“La confianza en la tecnología está menguando justo cuando más la necesitamos. (…) La recuperación económica es dependiente en gran medida de la digitalización, por lo que debemos volver a confiar en ella como fuerza del bien”, expresó Chen.

En ese sentido, aseguró que se requiere de los esfuerzos continuos de gobiernos, reguladores y empresas para impulsar todo el potencial tecnológico, ya que la colaboración será cada vez más importante para seguir avanzando.

“Más dispositivos tendrán conectividad, más servicios estarán en línea y una infraestructura más crítica dependerá de los intercambios de datos en tiempo real. Por lo tanto, los gobiernos de todo el mundo deben garantizar que todos estén protegidos por los más altos estándares de seguridad”, destacó.