Un disco duro de 120 TB podría llegar en 2030 de mano de Seagate

Tecnología LR

La tecnología SSD cala fuerte en la industria de las computadoras personales, pero parece que los discos duros convencionales tienen aún más que ofrecer. Foto: Seagate
La tecnología SSD cala fuerte en la industria de las computadoras personales, pero parece que los discos duros convencionales tienen aún más que ofrecer. Foto: Seagate

Seagate tiene pensado introducir los discos duros de 50 TB para 2026 y otros de 120 TB para el 2030.

La tecnología de las unidades de almacenamiento en las PC personales para usuario final ha experimentado un giro importante en los últimos años gracias a la popularización de los SSD, también llamados unidades de estado sólido. Sin embargo, parece que todavía hay espacio de sobra para que los discos duros convencionales sean atractivos.

Así lo demuestra la última meta de Seagate, conocida marca de unidades de almacenamiento. La firma acaba de anunciar que tienen planes para lanzar HDD de 50 TB para 2026 y de hasta 120 TB para el 2030.

En este caso, las de 1 TB corresponden a aproximadamente 1.024 GB. Las unidades SSD y HDD más populares actualmente pueden ofrecer desde 2 TB hasta 8 TB en un rango de precio que no sobrepase la media.

La simple oferta de un disco de 50 TB en el mercado de los próximos años resulta sorprendente, sobre todo porque hasta no hace mucho 1 TB parecía ser el estándar de lo que se considera como espacio suficiente.

En 2021, los modelos de consumo más caros y de mayor capacidad ofrecen tan solo 20 TB. Estos son discos duros convencionales que funcionan gracias a la tecnología de grabación magnética asistida por calor.

El método permite que los datos ocupen menos espacio físico en un disco rígido. Este concepto es el que Seagate utilizará para lograr los tamaños ya señalados en los próximos años: “Nuestro plan con el crecimiento de HAMR a largo plazo es superar los 100 TB”.

Asimismo, la marca indica que, pese a la popularidad de los SSD en el mercado de PC y laptop, los HDD seguirán “satisfaciendo la necesidad de almacenamiento rentable hasta después de la próxima década”.