MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
ELECCIONES REGIONALES - Sigue aquí las incidencias de la jornada de esta segunda vuelta
Tecnología

Xiaomi: ¿cómo tener famosas obras de arte de fondo de pantalla?

Sigue estos pasos y podrás usar a las mejores pinturas del Museo Nacional de Ámsterdam en tu equipo.

Ingresa a MIUI Theme y podrás encontrar las imágenes. Foto: Xiaomi
Ingresa a MIUI Theme y podrás encontrar las imágenes. Foto: Xiaomi
Tecnología LR

Si tienes un celular de Xiaomi y no te gustan los temas predeterminados que vienen en tu dispositivo, debes saber que puedes usar varias obras de arte famosas como fondo de pantalla. ¿Cómo se activan?

Según detalla Gizchina, un portal especializado en tecnología, la compañía china mantiene un acuerdo con el Museo Nacional de Ámsterdam (Rijksmuseum) para que los usuarios tengan a su disposición una enorme colección de pinturas.

De acuerdo a la publicación, los cuadros más populares realizados por Vincent van Gogh, Rembrandt, Anton Van Dyck, Johannes Vermeer, entre otros artistas destacados se encuentran disponibles de forma gratuita en tu celular.

¿Cómo activar los fondos de pantalla?

  1. Ingresa a las aplicaciones y busca una llamada MIUI Theme (Temas)
  2. En la parte superior se encuentra una barra de búsqueda, tienes que seleccionarla
  3. Escribe Rijksmuseum y pulsa buscar para que puedes apreciar la colección de obras de arte del museo holandés.

¿Qué pinturas se pueden encontrar?

Una de las piezas más interesantes de la colección es el autorretrato del reconocido Vincent van Gogh. En vida, el pintor neerlandés se dibujó a si mismo hasta en 30 oportunidades entre los años 1886 y 1889.

También encontramos una pintura llamada The Milkmaid (La lechera) que fue hecha por Johannes Vermeer. La obra original se encuentra resguardada en el interior del Rijksmuseum desde su adquisición en 1908.

Finalmente, también tenemos Retrato de una chica vestida de azul, pintura que fue realizada por Johannes Cornelisz en 1641. El lienzo original tiene unas medidas de 82 cm x 66,5 cm.