NVIDIA sigue optimista por su posible compra de ARM

Tecnología LR

larepublica_pe

26 Feb 2021 | 8:51 h
Muchas empresas, incluidas Qualcomm y Huawei, se niegan a que NVIDIA compre a los diseñadores de todas CPU de smartphones en el mundo. Foto: Silikn/Profesional Review
Muchas empresas, incluidas Qualcomm y Huawei, se niegan a que NVIDIA compre a los diseñadores de todas CPU de smartphones en el mundo. Foto: Silikn/Profesional Review

La compañía de tarjetas gráficas tiene buenas proyecciones ante su intención de adquirir ARM y anunció sus resultados financieros.

El camino que ha recorrido NVIDIA en su intención de comprar ARM Holdings —proveedores del diseño dentro de casi todas las CPU para smartphones en el mundo— ha sido y continuará siendo largo. Sin embargo, Jensen Huang, CEO de la organización, se mostró positivo frente al evidente rechazo de muchas empresas.

Durante su último reporte de resultados financieros para el cuarto trimestre de 2020 (cuya fecha límite fue el 31 de enero), NVIDIA demostró que se mantiene sólida frente a las dificultades derivadas de la pandemia.

El problema de escasez de semiconductores afectó tanto a NVIDIA como a muchas otras empresas que dependen del silicon. Aun así, la compañía ha superado las expectativas que se trazó para dicho trimestre, pero lo que más sorprendió fue lo que dijo Huang.

El CEO se muestra positivo aún por la adquisición de ARM, pese a que en las últimas semanas se hizo público el rechazo de empresas tan importantes como Qualcomm, Huawei, Google, Microsoft, etc.. Incluso el caso está siendo estudiado por entes gubernamentales antimonopolio.

Para que la compra de ARM por parte de NVIDIA tenga efecto, tiene que ser aprobada por una larga comunidad internacional de compañías, de manera que se garantice que la competencia no será afectada.

“Estamos avanzando a buen ritmo hacia la adquisición de ARM, lo que creará nuevas y enormes oportunidades para todo el ecosistema”, dijo el CEO a sus inversionistas.

En cuanto a cifras, NVIDIA destacó que sus ganancias aumentaron en un 61% respecto a lo registrado en 2019, obteniendo ingresos por 5.000 millones de dólares (frente a los 3.110 millones del año anterior). El crecimiento fue de apenas 6% ante lo visto en el tercer trimestre del 2020.