Google Chrome: el problema de la RAM en Windows 10 ya tendría solución

Tecnología LR

larepublica_pe

Google asegura que las próximas versiones de Google estrenarían su propia solución para el alto consumo de RAM con muchas pestañas abiertas, tras rechazar la solución que Microsoft ofreció y que implementó en Edge hace unos meses. Foto: Google/Bleeping Computer
Google asegura que las próximas versiones de Google estrenarían su propia solución para el alto consumo de RAM con muchas pestañas abiertas, tras rechazar la solución que Microsoft ofreció y que implementó en Edge hace unos meses. Foto: Google/Bleeping Computer

Pese a tener la mayor cuota de mercado, Chrome se ha quedado atrás en cuanto a la optimización de la memoria RAM con respecto a otros competidores como Microsoft Edge.

La buena gestión de la memoria RAM será el objetivo de la próxima versión de Chrome que Google está preparando junto a otros arreglos. Los de Mountain View quieren que su navegador alcance o supere el nivel de rendimiento de Microsoft Edge, que recientemente solucionó uno de los problemas de estabilidad más grandes en Windows 10.

Por supuesto, Google Chrome sigue siendo el navegador más usado en el mercado, pero el último año ha sido, probablemente, el de mayor exigencia para sus desarrolladores. La llegada de Microsoft Edge Chromium y los constantes esfuerzos de Redmond por plantar competencia han generado una preocupación evidente en Mountain View.

Uno de los cambios más cruciales tendrá que ver con un problema histórico de Chrome en Windows 10: el consumo de RAM. El browser de Google tiene fama de consumir mucha memoria, de manera que si tenemos muchas pestañas abiertas a la vez en una PC, la misma puede volverse lenta y entrar en un espiral insostenible e incluso bloquearse o dejar de responder.

El problema tiene sus raíces en Chromium, el navegador open-source en el que Chrome y Edge están basados. En julio del 2020, Microsoft lanzó una solución para el mismo que garantizaba un “aumento del 27% en la performance”. Sin embargo, este método no fue aprobado por Google por tener “demasiado impacto en el rendimiento del CPU”.

Ahora, la solución de Google parece recaer en la función llamada TerminateProcess de Windows 10, la cual ayudaría a reducir el uso de la memoria saliendo de los procesos limpiamente y “evitando fallos”, como señalan en Mountain View.

La función aún está en fase de pruebas, pero Google asegura que el objetivo es implementarla en una próxima versión de Chrome. La idea es que el navegador deje de ser el más pesado en 2021. Habrá que esperar un tiempo para volver a comparar la gestión de la RAM entre los principales browsers del mercado.