ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Telemedicina, una alternativa para continuar con la atención médica sin salir de casa

Las videollamadas entre pacientes y médicos se han vuelto muy comunes durante la pandemia de la COVID-19. Solo se necesita una cámara y conexión a internet para acceder a una consulta.

Con la telemedicina, pacientes pueden acceder a los servicios de prestaciones médicas desde una laptop, smartphone o tablet. Foto: Presenterse
Con la telemedicina, pacientes pueden acceder a los servicios de prestaciones médicas desde una laptop, smartphone o tablet. Foto: Presenterse
José Santana

Las videollamadas desde un smartphone, tablet o computadora se han incrementado debido a la pandemia del coronavirus. Las tecnologías de la información también son utilizadas por clínicas para la prestación de servicios médicos a pacientes, uso que da como resultado la telemedicina.

En una entrevista con La República, Óscar Huapaya, quien participó del Segundo Seminario Internacional de Salud y es jefe de la Unidad de Informática Biomédica en el Grupo San Pablo, cuenta todos los detalles acerca de la telemedicina, teleconsulta y cómo es que esta herramienta pone en contacto a profesionales de la salud con sus pacientes a través de cualquier dispositivos que tenga una cámara y conexión a internet estable.

¿Qué es la telemedicina?

Es el acto que, gracias al uso de herramientas tecnológicas, conecta el paciente con el profesional de salud. No digo médico porque no necesariamente puede ser uno, sino también una enfermera, un odontólogo o cualquier otro especialista.

¿Han tenido que capacitar a los profesionales de la salud para que utilicen esta herramienta?

Todo inicia con la pandemia. Se cierran las consultas ambulatorias y teníamos que implementar algún tipo de servicio que favorezca y pueda dar continuidad a los tratamientos de los pacientes. Entonces, inicialmente contratamos a una empresa que nos brinde el software de videollamada, ya que no se realiza a través de Zoom, Skype o WhatsApp, sino que se utilizan otras herramientas.

¿Desde qué dispositivo puedo acceder a una teleconsulta?

El paciente puede recibir la atención médica por medio de una teleconsulta a través de un smartphone, tablet o laptop, siempre y cuando tenga una conexión a internet estable y una cámara.

¿El paciente necesita descargar e instalar algún aplicativo en su dispositivo para acceder al servicio?

Sí. El paciente llama, solicita una cita —puede sacarlo por el aplicativo web, por el app móvil—, a partir de eso hace el pago de la consulta y automáticamente le llega un link. Ahí se le indica la fecha y hora de la reunión. Posteriormente, el paciente le da clic y lo lleva a la atención con el médico.

Luego de esto, en el complejo San Pablo hemos implementado el servicio de delivery de farmacia y laboratorio. Todo esto está incluido en el paquete.

¿Qué abarca la telemedicina?

Hay una gama de servicios adicionales que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como teleconsulta, telerehabilitación, teleinterconsulta, telecirujía, telemonitoreo, telepromoción, teletriaje; que son conceptos que quizá en el Perú todavía son bastante incipientes.

¿Desde cuándo se ha implementado el servicio de telemedicina?

Todo arrancó mucho antes de la pandemia. En el complejo San Pablo, ya se venía trabajando en iniciativas relacionadas con tecnología y salud, como la teleconsulta, pero la coyuntura hizo que todo se tenga que apurar.

¿Cómo se trabaja la telerehabilitación con el paciente?

Primero, el paciente pasa por una teleconsulta en el área de medicina física y rehabilitación. El médico de esta especialidad es el que define cuántas y qué tipo de terapias va a recibir y si es viable que la reciba la atención de manera remota.

Por ejemplo, los pacientes con COVID-19, que presentan una dificultad para respirar bastante marcada, tienen que hacer telerehabilitación porque no pueden exponerse y volver a la calle rápidamente. Entonces, se les hace terapia respiratoria por videollamada, que son entre 10 a 12 sesiones.

Estas terapias son realizadas por un licenciado en medicina física, quien está frente a los pacientes —desde una pantalla—, y en algunos casos se necesitan de insumos adicionales para algunos tipos de terapia.

¿Con qué precisión se pueden dar diagnósticos a través de la telemedicina?

Recientemente hubo un estudio en el que compararon la consulta presencial con la teleconsulta. Un grupo de pacientes accedió a una consulta en línea. Luego, las mismas personas pasaron por una consulta presencial para evaluar si ambos diagnósticos eran los mismos. La diferencia, prácticamente, fue mínima.

Entonces, la teleconsulta es bastante buena siempre y cuando el paciente tenga las herramientas adecuadas. Por ejemplo, en dermatología el paciente debe tener una cámara muy buena para que el especialista pueda ver las lesiones.

¿Cuáles son los beneficios de la teleconsulta?

La teleconsulta tiene un montón de beneficios: ahorras dinero porque no te mueves, te cuesta lo mismo que una consulta presencial o en algunas veces menos, te llevan la medicina a tu casa, el seguro te cubre lo mismo.

También para la continuación de tratamiento va muy bien. Si eres un paciente hipertenso y todos los meses acudes a tu chequeo con tu médico, quien solo te dará tu medicina, pues entonces te irá bien con la teleconsulta.

¿Con qué especialidades funciona bien y con cuáles no?

Las especialidades con las que funciona muy bien son: cardiología, dermatología, endocrinología, pediatría, medicina interna y neumología; que son especialidades que manejan una gran cantidad de pacientes que no necesitan un gran examen clínico.

Totalmente diferente a especialidades quirúrgicas. Por ejemplo, si tienes un dolor abdominal pueden ser 30 cosas incluyendo una apendicitis, peritonitis o una oclusión intestinal. Por ello, no es tan sencillo en especialidades médico-quirúrgicas.

¿Cuánto es el tiempo de atención en la teleconsulta?

La atención médica en forma presencial puede durar entre 20 a 25 minutos, que es lo mismo que demora una teleconsulta.