Windows 10: Microsoft afirma que no habrá actualizaciones durante diciembre

Tecnología LR

larepublica_pe

14 Nov 2020 | 4:24 h
Debido a las fiestas navideñas, las oficinas de Microsoft operarán al mínimo. Foto: captura de Windows 10
Debido a las fiestas navideñas, las oficinas de Microsoft operarán al mínimo. Foto: captura de Windows 10

Las renovaciones opcionales de Windows 10 quedan suspendidas; sin embargo, los parches de seguridad sí seguirán lanzándose.

Microsoft, la compañía fundada por Bill Gates, acaba de anunciar que, durante el mes de diciembre, no lanzarán actualizaciones opcionales para el sistema operativo Windows 10, lo que alegró a miles de usuarios en las redes sociales.

Según detalla Computer Hoy, un portal especializado en tecnología, el gigante tecnológico tomó esta decisión, debido a que su sede ubicada en Redmond estará en ‘operaciones mínimas’ por las fiestas navideñas.

De acuerdo a la publicación, estas son las únicas que Microsoft ha suspendido de forma temporal, las de seguridad seguirán lanzándose con regularidad, durante el último mes del 2020.

“Debido a las operaciones mínimas durante las vacaciones y el próximo Año Nuevo, no habrá versiones preliminares para el mes de diciembre de 2020. El servicio mensual se reanudará con las versiones de seguridad de enero de 2021”, sostiene la empresa.

Problemas con última actualización

Hace un par de semanas, la firma estadounidense lanzó el parche de seguridad KB4580364 que ha provocado un sinnúmero de problemas en las computadoras y laptops de miles de cibernautas.

Bloqueos de la conexión a Internet, fallos al abrir algunos programas y juegos bajados de Microsoft Store son algunos de los inconvenientes de la última actualización del sistema operativo.

Los usuarios que los reportaron afirman que todo empezó desde que instalaron el parche en sus dispositivos. Antes no tenían que reiniciar la PC para poder usarla con normalidad.

Además de los bloqueos, la última actualización de Windows 10 trajo dificultades en el rendimiento que fueron provocados por un fallo en el controlador TCP/IP que está procesando mal las peticiones, es decir, consume demasiados ciclos de CPU.