Apple M1: ¿qué significa ARM y en qué se diferencia de Intel?

Apple abandona Intel y ahora produce sus propias CPU para sus MacBook. Se llaman M1 y tienen arquitectura ARM. ¿Cómo se comparan a los anteriores?

Las Mac dejarán de contar con procesadores Intel para incluir los desarrollados por la propia Apple. Se llaman M1 y tienen arquitectura ARM. ¿En qué se diferencian? Foto: Apple
Las Mac dejarán de contar con procesadores Intel para incluir los desarrollados por la propia Apple. Se llaman M1 y tienen arquitectura ARM. ¿En qué se diferencian? Foto: Apple
Tecnología LR

El pasado 10 de noviembre, Apple realizó una histórica presentación en la que anunciaron sus nuevos procesadores con arquitectura ARM, llamados Apple M1, con los que cierran una etapa de 14 años desde que incluyeron las CPU de Intel en sus portátiles.

La decisión ya había sido anunciada en junio, durante la WWDC 2020, en la que Apple calculó que, en un periodo de dos años, la transición de Intel a ARM —ahora encabezada por la Apple M1 — sea completada.

Por supuesto, la promesa principal era que la primera Mac con ARM llegue al mercado a fin de año. Esta ha sido cumplida con la presentación One More Thing del pasado 10 de noviembre y llegó acompañada de un gran número de comparaciones.

¿En qué se diferencian la Apple M1 e Intel? Lo primero que hay que entender para hacer la comparación es que se trata de arquitecturas diferentes.

Los procesadores Intel pertenecen a la familia x86, con diseño CISC (set de instrucciones complejas). Una de sus principales características es que cuenta con retrocompatibilidad completa con códigos de 16 bits y 32 bits, sin emulación. Es una de las razones por las que las PC actuales pueden correr programas de hace varias décadas.

¿Qué significa ARM?

Por otra parte, la arquitectura ARM fue desarrollada por ARM Holdings (una empresa británica que está a punto de ser adquirida por NVIDIA). Su set de instrucciones es reducido (RISC, del cual proviene su nombre: Advanced RISC Machine) y aunque no brilla por la retrocompatibilidad, necesita menos transistores que las x86, reduciendo costos y energía.

De esto deriva que casi todas las tablets, smartphones y demás dispositivos móviles del mercado actual cuenten con una CPU basada en ARM, creadas a partir del diseño hecho por la empresa y que licencia a más de 500 clientes a nivel mundial, incluidas Samsung, Huawei y la propia Apple.

En Cupertino conocen bien la arquitectura ARM, especialmente por sus teléfonos inteligentes. El reciente iPhone 12 cuenta con el chip A14 Bionic y el hecho de que sus MacBook ahora cuenten con una CPU de la misma arquitectura permitirá que las apps de iPhone se ejecuten en sus portátiles nativamente.

La primera demostración de la Apple M1 en junio con MacOS Big Sur:

Apple M1 vs Intel

Aun así, el foco de las comparaciones entre Intel y el Apple M1 se ha concentrado en el poder de procesamiento. Los chips ARM no suelen ser los más poderosos del mercado, pero Apple ha prometido que el rendimiento se triplicará tanto para la CPU como la GPU.

Las comparaciones entre lo que ofrece una MacBook con Apple M1 y una con Intel incluyen:

De 4 a 8 núcleos en la CPU: con frecuencia desconocida por el momento. La CPU de las MacBook con Apple M1 es hasta 2.8 veces más rápida.

GPU dedicada de 8 núcleos: los gráficos integrados de Intel (Plus Graphics) se abandonan por un modelo de GPU dedicado que es hasta 5 veces más rápido.

Sin soporte para eGPU: El soporte para tarjetas de video externas se ha eliminado de la lista de tecnologías compatibles con las nuevas MacBook con Apple M1.

Neural Engine y otros chips dedicados: tareas precisas como la edición de video tendrán un chip exclusivo para liberar carga al CPU principal Apple M1.

Autonomía: como dijimos anteriormente, la arquitectura ARM destaca por su autonomía. Las nuevas MacBook tendrán de 7 a 10 horas más de duración en tareas específicas.