Facilitador digital

“Para saber de digitalización, no hay que ser un nerd tecnológico. Es tener una intuición básica”.

Maite Vizcarra
14 Oct 2019 | 1:06 h

El otro día estuve invitada como panelista en un evento en Oslo -ahora estoy aquí en mi media vida- sobre habilidades digitales y el rol de los facilitadores que propician ese tipo de nuevas demandas. El panel era de lujo. La verdad, haber estado comentando a gente con tanta sustancia en el tema, fue de por sí un tremendo rédito. Sin embargo, lo que más destaco es que en esta parte del mundo, en la órbita nórdica, se valora mucho conocer por dónde es que países de ingresos medios como el Perú están enfocando sus esfuerzos futuros cuando de “alfabetización digital” se habla. Al respecto, fui honesta: No sé bien a dónde se enfocan los esfuerzos. Lo que sí pude confirmar, es que hay muchas iniciativas en diversos sectores, todas independientes entre sí y, probablemente, muy bien intencionadas. Alguien en el evento, un experto danés, comentó sobre el Perú para hablar de los “quipus”. ¡Vaya sorpresa!, pensé, qué persona más informada este señor danés. Lo que este experto danés mencionó fue revelador y aleccionador al mismo tiempo: las competencias digitales están vinculadas con la resolución de problemas complejos usando instrumentos simples, por ejemplo: los quipus o ábacos. Ese tipo de enfoque, que usa herramientas analógicas, simples o no digitales para explicar lo digital es lo más promovido últimamente por estos lares. Y es así, para saber de digitalización, no necesariamente hay que ser un nerd tecnológico. Se trata de tener una intuición básica, que permita resolver problemas complejos con instrumentos simples. No todo tiene que ser “rocket science” para aprender de tecnología digital. No siempre.

Video Recomendado