Samsung: se vuelven a reportar problemas en la pantalla del renovado Galaxy Fold

Tan solo un día después de uso, un periodista reveló los daños presentados en la pantalla flexible del Samsung Galaxy Fold.

Los nuevos fallos presentados en la pantalla del Galaxy Fold.
Los nuevos fallos presentados en la pantalla del Galaxy Fold.

Samsung presentó en febrero de este año a su primer smartphone plegable, el Galaxy Fold, el cual tenía previsto salir a la venta a finales de abril. Sin embargo, las unidades de prueba que enviaron a periodistas especializados reportaron distintas fallas en la pantalla tan solo un día después de usarlos.

Ante esta problemática, Samsung anunció en un comunicado que suspendería su lanzamiento al mercado hasta nuevo aviso, explicando que el Galaxy Fold necesitaba “algunas mejoras adicionales” y debían aplicarse “medidas oportunas para reforzar la protección de la pantalla”.

PUEDES VER: Samsung Galaxy Fold: se pospone lanzamiento del primer smartphone plegable y esta sería la razón [VIDEO]

Tras cinco meses de espera, la compañía anunció durante la IFA 2019, feria tecnológica celebrada en Berlín, que el Galaxy Fold saldría a la venta en septiembre. Actualmente, el smartphone está disponible en Corea del sur, Reino Unido y Estados Unidos.

Sin embargo, recientes informes exponen nuevamente problemas con el smartphone. Un periodista de TechCrunch, uno de los primeros medios estadounidenses en tener acceso al renovado Galaxy Fold, reveló los daños que sufrió la pantalla plegable a tan solo un día de uso.

Brian Heater, editor de hardware en TechCrunch, explicó que su Galaxy Fold presentó “una mancha amorfa de colores brillantes” de un centímetro de ancho, ubicada entre las alas de mariposa de la pantalla de bloqueo, tras 27 horas de estrenar el teléfono.

PUEDES VER: Samsung es demandada por ‘engañar’ a consumidores acerca de la resistencia al agua de sus teléfonos Galaxy

El periodista afirma también que el smartphone “no se dejó caer sobre concreto, se sumergió en agua o se pisó” y presume que su origen se dio a consecuencia de la presión ejercida en la zona donde se pliega la pantalla.

Samsung ya ha recogido el teléfono y Heater señala que lo desmontarán para poder averiguar qué causó dicho daño. Sin embargo, este problema pone nuevamente en duda la durabilidad de la pantalla, tomando en cuenta su alto precio de US$ 2,000.