Noticias de Dióxido de cloro

Una médica afirma que esta “solución mineral milagrosa” está aprobada en Bolivia y que funciona como prevención y tratamiento para la COVID-19. Sin embargo, esto es falso.

Un texto viral señala que una supuesta Corte Internacional de Derechos Humanos ha reglamentado el tratamiento con dióxido de cloro. No obstante, esta información es falsa.

En Argentina, el juez Javier Pico le autorizó el uso del dióxido de cloro porque no ocasionaría un grave perjuicio pero evitaría, en cambio, “el agravamiento de las condiciones de vida”.

Miembros de la comunidad médica mostraron su preocupación y afirmaron que “no hay ninguna evidencia científica” que compruebe la efectividad de la sustancia.

Según un post viral, el dióxido de cloro (CDS) sería útil para mitigar los posibles efectos secundarios de las vacunas. Sin embargo, tal información no tiene sustento científico.

La exposición sin base científica de Chagua Payano fue rechazada por la mayoría en el Parlamento y solo fue apoyado principalmente por UPP y Podemos Perú.

Una publicación de Facebook asegura que la “disposición” emitida por la entidad impide al Ministerio de Salud prohibir el uso del dióxido de cloro como medicina alternativa. Sin embargo, las autoridades de dicho país manifiestan que esta información es falsa.

El presidente de la Coalición Mundial Salud y Vida (Comusav) afirmó que el SARS-Cov2 era “un simple virus que se eliminaba con el dióxido de cloro”.

Una publicación en Facebook sugiere que el dióxido de cloro es más seguro que las vacunas desarrolladas para la COVID-19 porque llevaría más años de “investigación”.

El grupo realizó la exposición de sus resultados de estudios e investigaciones ante el Consejo Regional de Arequipa. Su propósito es buscar que se debata y que se apruebe normas para el consumo de la polémica sustancia.

Dióxido de cloro, falsamente promocionado para curar múltiples enfermedades, era ofrecido en diferentes presentaciones y sin contar con registro sanitario.

Un grupo de doctores se manifiestan en contra de las medidas de prevención para el contagio del nuevo coronavirus. Sus aseveraciones cuestionan el uso de mascarillas, el distanciamiento social y las pruebas de diagnóstico.

La intervención médica en las personas con trastorno del espectro autista es integral y se enfoca, regularmente, en el aspecto conductual y del aprendizaje. Por otro lado, el dióxido de cloro no es un fármaco, por el contrario, es utilizado como desinfectante y blanqueador industrial.

El congresista promotor del evento, Rubén Ramos, señaló que su objetivo no es “negar ni recomendar” el uso del cuestionado insumo como cura del coronavirus, sino de “explicar qué es”.

“No existe ningún medicamento específico que elimine al virus”, enfatizó el viceministro de Salud Pública, Luis Suárez Ognio.

Alfredo Zegarra es uno de los seis investigados por la Comisión de Ética del Consejo Regional V-Colegio Médico, en medio de la pandemia.

La jefa del Departamento de Emergencia y UCI del hospital Honorio Delgado señaló que a una de las personas le suministraron dióxido de cloro vía endovenosa. Se encuentra en situación crítica.

Sala Mixta de Arequipa resolvió pedido de revisión. El demandante pretendía que en el tratamiento contra la COVID-19 también figure el dióxido de cloro.

Los profesionales de la salud podrían recibir una amonestación e incluso ser expulsados de la institución.

La investigación fue realizada por el Instituto de Evaluación de Tecnologías en Salud e Investigación - IETSI de Essalud y publicado en la Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública del INS.

Ayacucho. Pacientes con COVID-19 llegaron al hospital con dolores y sangrado luego de tomar peligrosa sustancia. Hay más casos.

Una publicación de Facebook aseguraba que el dióxido de cloro se había investigado “durante más de 13 años” y que las vacunas podían modificar el genoma humano.

Asimismo, la publicación viral afirmó que el dióxido de cloro es utilizado para desinfectar bolsas de sangre, lo cual ya fue desmentido por Verificador.

Los agentes policiales también incautaron más de 21 productos vencidos que no contaban con registro sanitario. En el establecimiento, además, se realizaban labores distintas al giro comercial autorizado.

Un post viral afirma que el Ministerio de Salud repartió el compuesto de la lejía para su consumo como un argumento a favor del dióxido de cloro. No obstante, esta información es falsa.

Dióxido de cloro

Dióxido de cloro
domingo 24 de enero del 2021Carlincatura