Noticias de bebés prematuros

Un trabajador de limpieza se dio con la sorpresa al encontrar al menor y el cuerpo fue trasladado a los servicios médicos forenses.

La rara anomalía congénita ocasionaba que tuviera pérdidas espontáneas. Un ginecólogo descubrió que tenía el útero bicorne, por lo que no podía cumplir su sueño de convertirse en madre.

Tras una larga espera, el pequeño salió con su birrete y diploma de UCI Neonatal del Hospital Gregorio Marañón en España.

Al parecer, fue sepultado hace dos años junto a sus juguetes y biberón. La Policía espera que los resultados de la necropsia de ley ayuden a identificar al menor.

La pequeña falleció a las cinco semanas de nacida por una terrible enfermedad; sin embargo, la madre dejó su dolor a un lado y decidió ayudar a miles de bebés prematuros.

sabado 14 de diciembre del 2019Carlincatura