Últimas noticias sobre Ameba come cerebros

La familia del menor indicó dos posibles fuentes de transmisión: un área de juegos acuáticos y una manguera para el césped de su domicilio en Texas.

Beber agua con esa ameba no supondría un peligro necesariamente; no obstante, las personas con este mal pueden presentar síntomas de alta letalidad.

Desde la Dirección de Salud se informó sobre los menores de edad que fueron infectados por la bacteria. Su estado es reservado.

La menor cayó en estado de coma y médicos de Estados Unidos hicieron todos sus esfuerzos por tratar de salvarle la vida. Ocho días después de contraer la ameba come cerebros falleció.