Últimas noticias sobre Agujero negro

Astrónomos detectaron evidencia de este extraño y espantoso fenómeno nunca antes visto.

Científicos estudian el cúmulo de estrellas Palomar 5, donde el 20% de su masa estaría formada por agujeros negros 20 veces más masivos que el Sol.

Los observatorios LIGO y Virgo, de EE. UU. e Italia respectivamente, nos reafirman que los agujeros negros son unas de las regiones más temerarias del universo.

Ahora se podrá comprender mejor la interacción de las galaxias y los agujeros negros supermasivos, como el caso de Sagitario A* de la Vía Láctea.

Los astrónomos habían estudiado este fenómeno desde antes, pero ahora, por primera vez, descubrieron el material real de una estrella desgarrada.

Este pequeño agujero negro se había mantenido oculto de los telescopios, pero fue detectado debido a que está atrayendo a una estrella cercana.

Los agujeros negros distorsionan la luz, el espacio y el tiempo. ¿Qué pasa cuando dos de estos objetos se encuentran?

Según estudio, se trataría de la fuente de energía binaria más antigua de todo el universo conocido, capaz de eclipsar la luz de galaxias enormes.

Cerca al centro galáctico, dominado por un agujero negro supermasivo que causa enormes perturbaciones, hay un criadero de estrellas que no debería estar allí.

Los agujeros negros supermasivos y de masa baja están siendo estudiados; sin embargo, hay indicios de “una reliquia antigua y primordial” del universo temprano nunca antes vista.

Además, aquel agujero negro en el centro de la galaxia M87 profiere potentes chorros de energía que se extienden a 5.000 años luz desde su núcleo.

Mediante una técnica muy precisa se descubrió que un agujero negro supermasivo, cuya masa supera en tres millones la del Sol, permanece vagando en el espacio.

Mediante una inconmensurable danza, la Vía Láctea y Andrómeda se fusionarán por completo en unos 10.300 millones de años.

Un equipo internacional de astrónomos usó un sofisticado método para detectar estas misteriosas regiones que se muestran como puntos brillantes.

Hasta ahora, los científicos han tratado de descubrir el origen de esos monstruos cósmicos que se encuentran en el centro de las galaxias, incluida en la nuestra.

Los agujeros negros son de extremo interés científico. Dos físicos plantean una opción posible para entrar en ellos, pero aún analizan las consecuencias.

Se creía que todo lo que devoraban los agujeros negros se perdía para siempre en su interior. El hallazgo confirma que esto no necesariamente se cumple.

Especialistas del observatorio SOFIA, por primera vez, han demostrado que el crecimiento de los agujeros negros supermasivos no detiene el nacimiento de nuevas estrellas.

Las nuevas observaciones también revelan que nuestro planeta viaja más rápido de lo que pensábamos alrededor del centro de la galaxia, donde se halla el agujero negro supermasivo.

Astrónomos presenciaron los destellos de una estrella similar al Sol mientras era estirada y devorada por el monstruo cósmico.

El astrofísico Reinhard Genzel dijo que fotografiar aquel agujero negro supermasivo será un trabajo más exhaustivo que el publicado en 2019.

El físico y matemático Roger Penrose, Premio Nobel de Física 2020, sostiene que los rastros de otro universo se pueden observar en unas regiones calientes del espacio relacionadas a la teoría de Stephen Hawking.

Enigma. Penrose, Genzel y Ghez recibieron el galardón por investigar uno de los fenómenos más raros del universo.

Penrose fue premiado este martes con el Nobel de Física por demostrar cómo se forman los agujeros negros, objetos que el mismo Einstein no creía que pudieran existir.

La Academia Sueca otorgó el galardón a Roger Penrose, Reinhard Genzel y Andrea Ghez por sus investigaciones en estos extraños objetos que antes se creían inexistentes.