Noticias de Agujero negro

Las dos estrellas pasaban su vida orbitando entre sí, pero se acercaron demasiado al agujero negro del centro de la galaxia, cuya potente gravedad atrapó a una y expulsó a la otra.

El profesor de Astronomía Todd Thompson, que lideró el estudio, declaró que tras este descubrimiento las búsquedas en el universo ya no serán “a ciegas”.

Un atajo en el espacio-tiempo estaría en nuestra propia galaxia. Los científicos muestran dónde hallarlo y cómo podríamos detectar esta fascinante estructura.

En las últimas décadas, los científicos han tratado de descifrar los ‘secretos’ de estos cuerpos cósmicos que deforman el espacio y el tiempo. Esto es lo que se ha podido comprobar gracias a sus estudios y observaciones.

Usando las cámaras más sofisticadas y datos de sus observaciones desde el espacio, los científicos muestran cómo actúa uno de los objetos más enigmáticos del universo, con un nivel de detalle nunca antes visto.

Los científicos que detectaron evidencia de la explosión en el agujero negro supermasivo, también estimaron que esto sucedió en una época reciente.

Este elemento también se expande como telas de araña que conectan las galaxias y proporcionan la energía para la formación de estrellas y agujeros negros supermasivos.

Los científicos rastrearon el pasado de nuestra galaxia vecina y descubrieron que ha destruido a otras galaxias desde que se formó. Asimismo, revelaron cómo nos dirigimos hacia una inevitable catástrofe.

Durante varios años, los astrónomos han estado buscando sin éxito a un supuesto planeta que atrae varios objetos a su órbita. Pero no habían considerado que un agujero negro pequeño sería la causa de tal perturbación.

Los telescopios de la misión TESS de la NASA presenciaron cómo el astro era destrozado y consumido por un agujero negro supermasivo.

El increíble evento fue localizado por la NASA en un sistema de tres de galaxias colisionando. Los agujeros negros de sus centros se devoran entre sí.

En la última semana se ha afirmado que una teoría de Stephen Hawking sobre agujeros negros se descartó por un reciente hallazgo que solo le daría la razón a Albert Einstein. ¿Qué se sabe en realidad?

En solo nueve meses, estos agujeros negros pasaron de la inactividad a devorar todo a su paso; un proceso que debería tomar miles de años, según astrónomos.

Este agujero negro se formó tras una espectacular fusión de otros dos masivos objetos, la misma que fue detectada por las ondas gravitacionales en 2015. Ahora, los científicos escuchan los primeros ‘gritos’ de este ‘bebé’.

Un equipo de científicos ha detectado que Sagitario*A, el agujero negro del centro de la Vía Láctea, está devorando una cantidad de materia sin precedentes.

La NASA y la Agencia Espacial Europea captaron rayos X de un agujero negro supermasivo que devora materia cada 9 horas.

El equipo que tomó la primera imagen de un agujero negro se ha lanzado en un viaje más ambicioso: hacer un video nítido del ‘monstruo’ que habita el centro de nuestra galaxia.

Como la luz dejó de aparecer a los pocos días, los expertos dijeron se trataría de una estrella siendo devorada por un agujero negro.

Este agujero negro negro supermasivo se esconde tras una gran nube de gas, y ha permanecido así desde poco después del Big Bang.

Este tipo de agujero negro sería el ‘eslabón perdido’ del que los astrónomos hablaban, pero que no esperaban encontrar.

Ciencia. Estos túneles del espacio-tiempo nos permitirían viajar a través de las inconmensurables distancias del universo, según hipótesis científicas

Los astrónomos aseguran que nunca han visto brillar tanto a Sagitario A, el agujero negro supermasivo que se ubica en el centro de la Vía Láctea.

Según los investigadores, estos entornos pueden funcionar como ’viveros’, donde se pueden cultivar generaciones de agujeros negros.

Los científicos del Instituto Max Planck, liderados por el alemán Kianusch Mehrgan, dijeron que se ubica a 700 millones de años luz de la Tierra.

En nuestra galaxia hay millones de estos extraños agujeros negros pero no podían ser rastreados. Ahora, dos investigadores japoneses pueden lograrlo.

miercoles 13 de noviembre del 2019Carlincatura