Proceso. Las ‘amunas’ permiten la infiltración de agua, la cual vuelve después a la superficie.

Déficit hídrico de Lima se podría cubrir con la ‘cosecha del agua’

Técnica ancestral. Canales preíncas garantizan permanencia de manantiales en provincia de Canta. Investigadores señalan que con estos se recuperarían 100 millones de m3 de agua.

La República
18 Nov 2019 | 11:58 h

Por: Luiggi Díaz

Revalorar para vivir. Hace más de 1.400 años, los pobladores asentados en los Andes peruanos empleaban diversas técnicas de ‘cosecha de agua’ que les permitía abastecerse del recurso vital en la época en la que carecían de lluvias. Pues bien, casi siete siglos después, algunos de dichos sistemas se conservan gracias al esfuerzo de la población que continuó con su usanza de generación en generación.

Eso sucede hoy en el centro poblado de Huamantanga, ubicado sobre la cuenca del río Chillón, a más de 3.300 metros sobre el nivel del mar, en la provincia limeña de Canta. Allí se han identificado canales conocidos como ‘amunas’ o ‘mamanteos’, los cuales permiten la infiltración de agua desde la parte alta de las cuencas durante la estación de lluvias para poder garantizar la permanencia de los manantiales naturales en el sector bajo de la pendiente.

PUEDES VER Así está el servicio de agua y alcantarillado en Cusco

A la fecha, en Huamantanga, se han hallado hasta 30 ‘amunas’, de las cuales solo 11 siguen operativas. Debido a su gran potencial, investigadores de todo el mundo han puesto atención en este tipo de infraestructuras naturales que servirían frente a una eventual crisis hídrica en contexto de cambio climático.

Hace poco, un grupo de expertos elaboró el estudio 'Contribuciones Potenciales de la Infraestructura Preínca de Infiltración de Agua para la Seguridad Hídrica en los Andes', el cual se enfocó en conocer más sobre el funcionamiento de las 'amunas' en la zona de Huamantanga. A partir de ello, se hizo una importante deducción.

"Estimamos que replicar esta práctica ancestral en la parte alta del río Rímac podríamos desviar e infiltrar hasta en un 35% del volumen de la época húmeda de toda la cuenca, logrando recuperar 100 millones de metros cúbicos (m3) durante la época seca y de esta manera se podría cubrir el déficit de 43 millones de m3 que se tiene al año en Lima y Callao”, explica Javier Antiporta Peñaloza, integrante del Proyecto de Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica, financiado por la USAID y el gobierno de Canadá.

PUEDES VER Seda Cusco subirá agua S/ 2.80 en ciertos sectores y bajará S/ 7.60 en otros

Se debe indicar que en el 2014, el Ministerio del Ambiente aprobó la ley sobre los mecanismos de retribución por servicios ecosistémicos, la cual permite a las empresas prestadoras de servicios de agua recaudar el dinero de los contribuyentes con el fin de invertirlo en la conservación y recuperación de estas técnicas ancestrales. Hoy, además, Sedapal tiene un fondo de más de S/ 70 millones que ayudarían a mejorar nuevas infraestructuras naturales.

Claves

- Riesgo. Lima es una de las 20 ciudades con más alto riesgo de estrés hídrico en el mundo.

- Estudio. La falta de agua en Lima en época sin lluvias podría resolverse hasta en un 80% de manera costo-efectiva a través de la conservación de la infraestructura natural.

Video Recomendado