Lluvias torrenciales en Cusco provocan las dos primeras muertes

Travesuras de El niño.  La provincia de La Convención soportó doce horas de persistente aguacero. Eso generó la caída de huaicos en el Valle de San Miguel que enterraron a dos pobladores; mientras que Arequipa tiene varios distritos aislados.

Travesuras de El niño.  La provincia de La Convención soportó doce horas de persistente aguacero. Eso generó la caída de huaicos en el Valle de San Miguel que enterraron a dos pobladores; mientras que Arequipa tiene varios distritos aislados.

Los efectos del fenómeno de El Niño causante de torrenciales lluvias empezaron a sembrar su estela de muerte en las regiones del sur.

PUEDES VER: Lluvia de diez horas inunda viviendas, centro de salud y colegios en región Tumbes

Un huaico de piedra y lodo de grandes proporciones segó la vida de Wilbert Ajon Cruz, de 39 años, y  Rosell Taipicuri Cervantes, de 21 años. Ambos murieron sepultados a las cuatro de la tarde del miércoles en la zona de Yunkay del Valle, de San Miguel, que pertenece al distrito convenciano de Vilcabamba, a unas doce horas de viaje de Cusco.

Los cuerpos recién fueron rescatados ayer cerca al mediodía e internados en la morgue de la ciudad de Quillabamba, capital de La Convención. El alcalde de Vilcabamba, Edilberto Saca Cobos, asumió el compromiso de ayudar a los deudos. El deslizamiento en Vilcabamba ocurrió luego de 12 horas continuas de intensas lluvias en las localidades cusqueñas de ceja de selva.

Pero las torrenciales lluvias también se ensañaron con Anta, provincia ubicada a cuarenta minutos del Cusco. Allí se desbordó el río Hatunmayo y destruyó seis casas, dañó más de 70 hectáreas de cultivos y mató a alrededor de 700 animales menores (cuyes, gallinas y cerdos). El hecho se registró la noche del miércoles en el Centro Poblado de Conchaccalla, cuando la población dormía. Afortunadamente no hubo pérdidas humanas. 

Los campesinos afectados pidieron la construcción de muros de contención.

Cerca a las 03:30 horas de ayer, dos viviendas colapsaron y casi sepultan a sus ocupantes en las Asociaciones Pro Vivienda Tiwinsa (Poroy) y Torrechayoc (zona noroccidental de Cusco). 

Ronaldo, un menor de 14 años, y su padre Albert Mendoza Florez se salvaron de milagro tras la caída de su casa de adobe en la APV Tiwinza. 

El techo y paredes del segundo piso colapsaron, aplastando a los dos. Albert tuvo que trabajar durante 15 minutos para liberar a su hijo. Instantes después la casa se convirtió en un montón de escombros. Las autoridades llevaron ayuda a los damnificados. Indeci ha recibido información de que continuarán las lluvias. Al mediodía colapsó el techo de una casona en el barrio San Blas del Cusco, como consecuencia de las fuertes lluvias. 

DAÑOS EN AREQUIPA

En la región mistiana, un huaico de gran magnitud causó destrozos en el pueblo de Tomepampa en la provincia de La Unión. Tres personas escaparon de la muerte. Casi fueron sepultadas junto a 12 viviendas que quedaron inhabitables.

El alcalde distrital de Tomepampa, Jhon Chirinos, reveló que otras 20 casas fueron inundadas en el sector de Cruz Verde y Ratata. Entre las pérdidas se encuentran 30 cabezas de ganado y más de 3 hectáreas de cultivo enterradas bajo lodo. 

La población fue evacuada a otro centro poblado. No hay agua ni luz en el pueblo. En tanto, en el distrito de Quechualla (La Unión), 800 familias permanecen aisladas tras el ingreso de un huaico. Los pobladores de esta localidad caminan hasta cuatro horas para llegar desde Quechualla hasta Cotahuasi. Similar panorama vive el distrito de Chichas (Condesuyos). El miércoles a las 17:00 horas la quebrada de Pijhua se colmó de barro y agua y luego destruyó diques, bocatomas y canales de agua y desagüe. 

En Caylloma se dañaron 400 metros de vía y varios puentes. 

En la provincia de Arequipa la crecida del río Chili afectó 4 hectáreas de cultivos en el distrito de Tiabaya. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO