Zika: un mosquito hace temblar al mundo en pleno siglo XXI

Amenaza. El mismo vector que causa el dengue, origina el zika: el Aedes aegypti. Por él, Brasil movilizó 250 mil efectivos para darle caza. EE.UU. alerta a las embarazadas no viajar a 22 países, y otras naciones piden a las mujeres no gestar hasta el 2018.

25 Ene 2016 | 2:04 h

Amenaza. El mismo vector que causa el dengue, origina el zika: el Aedes aegypti. Por él, Brasil movilizó 250 mil efectivos para darle caza. EE.UU. alerta a las embarazadas no viajar a 22 países, y otras naciones piden a las mujeres no gestar hasta el 2018.

Jessica Oliveira nunca había oído hablar de microcefalia. Pero cuando nacieron sus gemelos conoció este mal de la manera más dura. Uno de sus niños, Lucas, sí nació sano, con un perímetro cefálico de 34 centímetros, pero Laura tuvo una cabeza muy pequeña, de solo 26 centímetros, cuando se considera normal 32. 
 
 
"Nunca había escuchado hablar de la microcefalia. En el séptimo mes del embarazo me dijeron que uno de mis bebés iba a nacer con la cabeza pequeña, lo llamaban microcefalia", refiere la brasileña de 24 años, residente de la ciudad de Santos, en Sao Paulo, y madre de uno de los 3.893 casos de microcefalia que investiga el Ministerio de Sanidad de Brasil por su posible relación con el virus zika. 
 
Oliveira recuerda que durante su tercer mes de gestación tuvo dolor de cabeza, manchas rojas y prurito
 
Igual le pasó a Gabriel y Agne, en Pernambuco, estado donde empezó a brotar el zika en Brasil. En su tercer mes de embarazo creyó tener dengue.
 
Fue en el octavo mes de su gestación, cuando ya vivía en São Paulo, que los médicos le avisaron que su hija nacería con un mal. "Toda mi familia se quedó en shock, yo no paraba de llorar y no entendía lo que estaba pasando", contó Agne a la periodista Nicole Lallée, del diario El Mundo. 
 
Su hija, Hellena, ahora con dos meses, tiene microcefalia. "Escuchar su llanto al nacer fue la mayor alegría de mi vida y hoy soy la persona más feliz por tenerla conmigo", asegura Gabriely Agne.
 
Otro caso fue el de Gleicy Oliveira, de Río Grande do Norte, uno de los estados con más número de microcefalia. También cuenta que tuvo fiebre, manchas rojas por el cuerpo y dolores musculares en el segundo mes del embarazo, en marzo de 2015. "Cuando descubrimos la microcefalia ya estaba en la semana 32, con el embarazo muy avanzado". 
 
El cráneo de su hijo Anderson era de 28,5 centímetros al nacer. Cuando supo que su bebé tendría microcefalia lloró mucho. "Mi esposo me dio mucho apoyo. Me dijo: Si tiene microcefalia o no, importa que esté bien y lo llevemos a casa a cuidarlo y a darle mucho amor".
(Haz click en la imagen para ampliarla)

En el Perú y el mundo

Mientras eso ocurre en Brasil, el país más afectado por el zika en América Latina, la Organización Mundial de la Salud (OMS) envía alertas por el avance del la enfermedad en el planeta. Y en el Perú, la amenaza no ha pasado desapercibida.
 
El Instituto Nacional de Salud procesó 106 muestras de casos sospechosos del zika, principalmente de personas que llegaron de Brasil y Venezuela. Todo resultó negativo.
 
Las acciones tomadas contra la propagación del dengue sirven para enfrentar al zika. El ministro de Salud, Aníbal Velásquez, indicó: "Seguimos reforzando las acciones para prevenir epidemias como el control de la propagación del zancudo transmisor del dengue, chikungunya y zika”. Para evitar que se propague el vector, se ha diseñado un sistema de vigilancia en las 20 regiones con antecedentes de dengue.

Se usan ovitrampas 

Una de las acciones más importantes ejecutadas en esta guerra al Aedes aegypti es el uso de un sistema de vigilancia entomológica: las ovitrampas
 
“Son recipientes condicionados para que el mosquito entre y deposite sus huevecillos, de tal manera que podamos saber que hay un grupo de zancudos cerca, así los identificamos y desplegamos equipos de fumigación para las manzanas vigiladas a través de este sistema”, detalla el viceministro de Salud Pública, Percy Minaya.
 
Hasta el año pasado, en medio de la lucha contra el dengue, se instalaron unas 20,000 ovitrampas en las regiones con más presencia del mosquito: Piura, Tumbes, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, San Martín, Ucayali y Loreto.
 
“Estamos en plena lucha contra la reproducción del zancudo Aedes aegypti. Por ello, cualquier depósito con agua expuesta se convierte en un criadero potencial. Ahora, con el calor, el ciclo biológico del insecto se acorta y se multiplica rápidamente”, señala Yeni Herrera Hurtado, directora de Saneamiento Básico, Higiene Alimentaria y Zoonosis de la DISA II Lima Sur.
 
Una herramienta importante será el "Protocolo de Vigilancia para Microcefalia y el Síndrome de Guillain-Barré" (las dos secuelas neurológicas graves causadas por el virus del zika), que posibilitará hacer un diagnóstico activo de esta enfermedad. El ministro Velásquez anunció que pronto se emitirá dicho instrumento.

Peligro: no se embarace

¿Por qué es un peligro latente para las gestantes? Los médicos del Minsa explican que el virus es tan pequeño que traspasa la placenta, llega al embrión y se instala en el sistema nervioso central del bebé, ocasionando microcefalia, lo que genera retardo mental.
 
Esto es así porque durante el primer trimestre del embarazo se forman los diferentes órganos, sistemas y tejidos del nuevo ser, por lo que cualquier factor externo dañino puede afectarlo.
 
En los adultos, una aparente secuela del Zika es el síndrome de Guillain-Barré, una parálisis progresiva generada por daño a los nervios que transmiten principalmente el movimiento. En algún momento los músculos pueden dejar de funcionar, involucrando los brazos, la deglución y la respiración. Llega a ser mortal.
 
El Minsa sugiere no viajar a los países donde está el virus. "Eviten exponerse", advirtió el ministro de Salud.

Acciones en el mundo

Así como en el Perú, en otros países los gobiernos han decidido enfrentar al peligroso mosquito. 
 
Así ocurre con Brasil, el país latinoamericano más afectado con 440 mil personas infectadas en 15 estados, ha organizado un ejército de cerca de 250.000 personas para dar caza al mosquito transmisor del dengue, el zika y el chikungunya, en una acción puerta por puerta en todo el país. 
 
Las huestes movilizadas contra el mosquito incluyen a 1,837 militares de las Fuerzas Armadas, a 46,509 funcionarios de salud cuya función exclusiva es el control de epidemias y otros 206,000 funcionarios de salud encargados de hacer visitas domiciliarias.
 
En Estados Unidos, las autoridades del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron alertas de viaje y ampliaron a 22 los países que deben evitar las embarazadas debido al zika. 
 
Dichos países son Barbados, Bolivia, Ecuador, Guadalupe, Saint Martin, Guyana, Cabo Verde, Samoa Puerto Rico, Brasil, Colombia, El Salvador, Guyana Francesa, Guatemala, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Suriname y Venezuela.
 
En Colombia, donde se confirmaron 13,531 casos de infección por zika, y donde el Ministerio de Salud anuncia que espera llegar a los 600 mil casos, se emitió una alerta pidiendo a las mujeres no embarazarse por lo menos hasta julio de este año. 
 
El Salvador y Honduras son otros dos países que han pedido a las mujeres de sus países postergar los embarazos. En el primero de ellos incluso piden que sea hasta el 2018.
 
En México, tras confirmarse que hay 15 casos de infección hasta el momento, las autoridades declararon la "emergencia epidemiológica" para reforzar las acciones de prevención. 
 
La Unión Europea tampoco se ha cruzado de brazos. El Centro Europeo de control de Enfermedades (ECDC) se ha unido a su equivalente americano (el CDC) y también desaconseja a las mujeres embarazadas que viajen a zonas con presencia de virus zika.
 
Toda medida es útil. La enfermedad tiene un período de incubación corto (entre dos días y una semana), lo suficiente para que alguien infectado viaje sin saberlo y contagie. 
 
Así se ha repartido el mal por todo el mundo, desde que se conoció el primer caso en  Uganda, África, en 1947, y en Brasil, Latinoamérica, en 2014. Todo por un mosquito al que el planeta debe darle batalla.

Todavía no hay vacuna contra la enfermedad

Fueron científicos brasileños quienes confirmaron que el virus zika puede transmitirse de madre a hijo a través de la placenta. Brasil es el que más casos de microcefalia ha registrado en los últimos meses. 
 
En el caso de los adultos se empieza a estudiar también la relación de esta infección con el llamado síndrome de Guillain-Barré, una afección neurológica en la que el sistema inmunitario ataca al sistema nervioso y puede causar debilidad muscular, parálisis y la muerte.
 
Los mosquitos que transmiten el zika son agresivos y actúan durante el día, prefieren morder a personas y viven tanto en el interior como en el exterior de las viviendas, advirtió el CDC norteamericano.
 
No hay vacuna contra el virus zika. El ministerio de Sanidad brasileño estudia junto a laboratorios de otros países la creación de esa vacuna. Mientras, la recomendación para la población de zonas donde habita el mosquito es protegerse con repelentes, ropas largas y no dejar el agua estancada.
 
Según la gravedad de la microcefalia, las complicaciones pueden ir desde retrasos del desarrollo cognitivo, dificultad en la coordinación y equilibrio, hasta las distorsiones faciales, etc. 

 

Te puede interesar