Tiene 20 años, estudia en EE.UU. y lidera proyecto de ciencia en Perú y Colombia

Plataforma_glr
05 Jun 2017 | 12:01 h

Siempre le gustaron los cursos de ciencias en el colegio, pero sentía que eran muy teóricos, hoy busca cambiar esta forma de aprender. A su corta edad, la peruana Giuliana Huerta-Mercado  dice que no necesita terminar la carrera para empezar a construir su sueño. 

Hay quienes piensan que primero se debe terminar una carrera para después empezar a trabajar o iniciar un proyecto. Giuliana Huerta-Mercado cree que no: el momento puede ser ahora. Esa debe ser la consigna.

Giuliana es una joven peruana que estudia en la Universidad de Michigan. A sus 20 años se encuentra a la mitad de la carrera y lidera United Technologies for Kids (UTK), una ONG que promueve la ciencia y tecnología en los colegios del Perú y Colombia.

PUEDES VER Científicos buscan sembrar papa a mayor temperatura

El proyecto UTK consiste en implementar laboratorios y capacitar a los estudiantes escolares para que se interesen por la ciencia. Poco a poco van logrando su objetivo.

¿Cómo nace el proyecto?

Siempre me gustaron los cursos de ciencias cuando estuve en el colegio. Pero sentía que eran muy teóricos. La única oportunidad que teníamos de realizar proyectos prácticos era en una feria de ciencias: una vez al año.

Cuando me gradué fui a visitar universidades norteamericanas, porque estoy estudiando actualmente en una. Vi todos los laboratorios y proyectos increíbles que hacían los chicos recién ingresados. Por ejemplo, carrera de drones, tecnología para la gente discapacitada y muchas cosas más. Así que decidí traer esta tecnología y estos conocimientos al Perú.

¿Cuánto han avanzado en sus planes?

El año pasado estuvimos en los colegios San Pedro y Villa Caritas. Este año nos hemos extendido a ocho. En el piloto, tres chicos, de 25, que participaron en el proyecto, cambiaron de carrera, debido a nuestro programa. Uno se cambió de Administración a Ingeniería Mecánica; otra de Relaciones Internacionales a Diseño de Producto y una chica de Ciencias de la Computación a Ingeniería Electrónica. Nuestro objetivo es que más chicos se interesen por la ciencia.

¿Cuáles son esos colegios?

Estamos en cuatro colegios en Lima, un colegio en Chincha (Ica), otro en Ayaviri (Puno), otro en Arequipa y uno en Medellín (Colombia).

¿Cómo va el proyecto de Medellín?

Se hicieron capacitaciones a todos los grados, desde sexto de primaria hasta quinto de secundaria. Después, se escogió a un grupo de entre 25 y 40 alumnos. Tuvimos más de 100, pero solo podíamos atender a un grupo reducido.

¿Por qué escogieron esa ciudad?

Nos contactaron y fuimos a visitar el colegio. Los profesores estaban súper motivados y se notaba que podían darle sostenibilidad al proyecto.

¿Con quiénes trabajan para desarrollar el programa?

Tenemos alianzas con organizaciones estudiantiles de la Universidad de Michigan y de la Universidad de Berkeley. Traemos a chicos de esas universidades para que vengan a ser instructores del programa por tres semanas.

El equipo en total está integrado por 30 personas. Cuatro profesionales peruanos, 17 jóvenes de las universidades estadounidenses y también se han unido estudiantes de la UTEC (Universidad de Ingeniería y Tecnología) y de la Universidad San Pablo en Arequipa.

¿Qué dificultades han encontrado en el camino?

Muchas veces los profesores piensan que quizá a los chicos no les va a interesar. A veces no ceden mucho tiempo para este tipo de programas extracurriculares. Le dan más importancia a los deportes u otras actividades. Pero una vez que empieza, los chicos, los profesores y los padres de familia se ven súper motivados.

¿Cómo financian el programa?

Está financiado por sponsors y se les cobra el servicio a los colegios privados. Además en la Universidad de Michigan, UTK ganó un premio de innovación social; por ello, participé en talleres y me asignaron mentores. Compitieron 130 y ganaron 18, que recibieron una donación.

¿Cómo se desarrolla el programa en todas sus etapas?

El programa está separado en tres fases. En la primera, vienen estudiantes americanos como instructores a implementar los laboratorios en cada colegio. Se les enseña a los alumnos cómo utilizar la tecnología en tres semanas. Luego, cuando se van, los estudiantes continúan el proyecto y se hace un monitoreo remoto con apoyo de los universitarios del Perú.

Después, en noviembre hay una feria de ciencias donde todos los alumnos presentan su proyecto y se escogen a los ganadores. Estos, de forma opcional, pueden presentar su proyecto  a la Universidad de Berkeley; así como, tener un tour por California, por la Universidad de Stanford y Silicon Valley.

¿La idea del proyecto apunta a los colegios con menores recursos?

Nuestro plan de negocios es que los colegios privados pueden darle soporte a los de bajos recursos. Entonces trabajamos con ambos.

¿Han recibido apoyo del Estado?

Por ahora no, pero sí queremos incluir al Ministerio de Educación, porque ellos pueden fomentar a que esto se expanda y se incluya en la currícula.

¿Qué diferencias o cualidades han notado en los alumnos de diferentes colegios?

La mayor motivación es en provincias. Los chicos, al tener menos recursos, ven en la tecnología una oportunidad para desarrollar proyectos en su comunidad.

Pueden resolver problemas que ven en su alrededor. Este hecho a veces no pasa en Lima porque los chicos tienen todo.

¿Hasta dónde acompañan a los estudiantes?

El programa dura seis meses, desde la primera hasta la tercera etapa. La idea es continuar hasta que el colegio pueda implementar esta tecnología en su currícula. Cosa que ya pasó; por ejemplo, el colegio San Pedro incluyó esta tecnología en su clase y un profesor se está capacitando.



Sobre Giuliana

Actualmente, Giuliana, líder de UTK, estudia Economía en la Universidad de Michigan (acaba de terminar el segundo año). Su interés es la economía del desarrollo, que investiga y diseña metodologías para impulsar el potencial de la sociedad.

Cualquiera diría que estudias algo más relacionado a la ciencia ¿por qué te interesó este tema?

Siempre me interesó la ciencia desde que era chica. Es más, estoy siguiendo una certificación en Ciencia y Tecnología de la Sociedad, una carrera multidisciplinaria que incluye cursos de varias carreras de ciencias y de ciencias sociales. Siento que me va a dar una visión amplia de cómo la ciencia y la tecnología puede impulsar el desarrollo.

Algunos se sorprenden por tu edad…

Muchas personas, a veces, piensan que tienes que esperar a graduarte para empezar a trabajar y recién con una experiencia laboral pueden pensar en una empresa. Pero yo aliento a todas las personas, que tengan alguna idea de emprendimiento, a que  empiecen ahora, lo antes posible, porque es cuando en verdad tienes tiempo. Solo se necesita las ganas para empezar y esfuerzo.



Más sobre UTK
El proyecto apunta a los alumnos de tercero, cuarto y quinto de secundaria, y busca expandirse a más instituciones educativas en el Perú y otros países. Otras de sus metas es crear alianzas con organizaciones estudiantiles de otras universidades. Actualmente, UTK ya está en contacto con organizaciones de Georgia Tech y posiblemente con el MIT.

Como la ciencia es un conocimiento progresivo y que siempre se actualiza, el programa también piensa en expandirse a otros tipos de tecnologías. Ahora trabajan con impresión 3D electrónica, programación, drones y biotecnología.

Video Recomendado