Las graves secuelas que afrontan las víctimas del tiroteo en Independencia

Plataforma_glr
22 Feb. 2017 | 20:53h

Dos de los tres heridos que dejó la balacera todavía permanecen en cuidados intensivos y afrontan un complicado proceso de recuperación. Eduardo Romero Naupay, el tirador, acabó con la vida de 4 personas en Independencia.

La balacera que desató Eduardo Romero Naupay en Independencia todavía trae consecuencias. Y es que dos de los tres heridos permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Jesús del Norte.

Según una publicación del diario El Comercio, quienes se encuentran en estado grave son Martín Moreno Zavaleta, de 51 años y Fernanda Laverde Ramírez, de 28.

PUEDES VER: Joven ingeniero es la primera víctima de dengue complicado

El primero, gerente de fiscalización de la Municipalidad de Los Olivos, sufrió un disparo en la cabeza, lo que afectó el 70% de su cerebro y lo ha dejado en estado de coma.

En tanto, la joven administradora de la discoteca Zeven recibió un balazo en la columna, por lo que quedará parapléjica.

Como se recuerda, Ana López Luján, también trabajadora del local, fue operada en el hospital Cayetano Heredia. A ella le extirparon un riñón así como parte de su intestino; sin embargo, se encuentra estable.

Como se recuerda, Eduardo Romero Naupay acabó con la vida de 4 personas tras su ataque y luego fue ultimado por un suboficial cerca a un cajero automático.