MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Qué equipos se enfrentarán este miércoles y por dónde ver los partidos?
Sociedad

Cajamarca: Policía mata a padre de siete jóvenes en violento desalojo (VIDEO)

Plataforma_glr
Efectivos antimotines abrieron fuego con escopetas de grueso calibre, pese a estar prohibidos de usar armas letales en operativos de este tipo. Reportero grabó imágenes que evidencian un claro acto de exceso policial. Mecánico recibió descarga desde corta distancia y luego, en agonía, fue atacado a puntapiés.Indignante

Ernesto Guerrero Lauri y Edgar Jara Rodríguez

Defendió con vehemencia lo que consideraba suyo, sin imaginar que al final terminaría muerto. Efectivos de la Unidad de Servicios Especiales de la Policía Nacional, recurriendo a un excesivo uso de la fuerza, dieron muerte ayer con armas de fuego a un hombre de 62 años, quien se resistió a ser desalojado de la casa que ocupaba con su esposa e hijos en un barrio de la ciudad de Cajamarca.

TAMBIÉN PUEDES VER: Un muerto deja desalojo de vivienda en Cajamarca (VIDEO)

Pese a que el personal PNP tiene prohibido utilizar armamento letal en este tipo de operativos, los agentes que intervinieron no respetaron su propio reglamento.

A plena luz del día, en una zona urbana en la que habitan  cientos de familias, abrieron fuego indiscriminadamente con escopetas de grueso calibre.

PADRE DE 7 JÓVENES
La descarga que mató a Fidel Flores Vásquez –mecánico, casado, padre de siete jóvenes–  fue disparada a no más de seis metros de distancia.

Un reportero local captó en un revelador video el momento preciso en que la víctima se desploma en el techo de la casa en disputa, cogiéndose con ambas manos el pecho.

La grabación también registra los instantes previos, así como las escalofriantes escenas que protagonizaron los custodios después de tomar el control de la vivienda.

Incurrieron en un claro acto de brutalidad policiaca. El operativo tenía la orden de la magistrada Carmen Nancy Araujo Cachay, titular del Segundo Juzgado Especializado en lo Civil.  

La referida jueza autorizó el desalojo, a pesar de que los ánimos estaban caldeados en el lugar y los ocupantes de la casa, atrincherados en el techo, ofrecían férrea resistencia.

En situaciones semejantes, por falta de garantías, se aconseja suspender la diligencia y reprogramarla para otro día.

VIDAS EN JUEGO
En esta ocasión, la doctora Nancy Araujo Cachay hizo prevalecer su criterio, sin considerar que la vida de varios civiles y de los propios policías estaba en juego.

Al mediodía, ella ordenó el desalojo. No tomó en cuenta que las personas que ocupaban la casa amenazaban, incluso, con hacer estallar un balón de gas propano.

Tampoco consideró que tenían apiladas piedras de diverso tamaño, listas para resistir una eventual intervención.
Era previsible el enfrentamiento; sin embargo, se dejó que la violencia estallara y las cosas quedaron fuera de control.

En el video que registra las imágenes de la trifulca, se aprecia al mecánico Fidel Flores Vásquez desplazarse de un lugar a otro en el techo del inmueble de un piso, edificado con material noble, en la esquina de las calles Diego Ferré y Húsares de Junín.

Desesperado, toma una piedra y la lanza con fuerza hacia la calle, que estaba 'tapizada' por agentes uniformados.
¡De aquí no me saca nadie! ¡Esta es mi casa!, se le escuchó gritar insistentemente.

Segundos después, Flores Vásquez ve con asombro, desde donde estaba, que los policías habían colocado una escalera en el frontis del inmueble, para ingresar.

El mecánico parecía decidido a todo, a juzgar por su reacción. Pues corrió hasta el borde del techo y con fuerza  agitó la escalera de madera, cuyos primeros peldaños ya eran escalados por algunos policías.

Justo en ese momento puede apreciarse a uno de los efectivos de la Unidad de Servicios Especiales PNP rastrillar la escopeta que portaba y disparar directo al pecho de la víctima.

ARMA LETAL
El especialista en armas de fuego, César Vicente Escobedo, explicó que las escopetas calibre 16 de cañón largo utilizadas por la guardia de asalto tienen un alcance letal de hasta 100 metros.

Precisó que la bola de perdigones dentro de los cartuchos de este tipo de armamento se esparce de acuerdo a la distancia que recorre. "Si el disparo se ejecuta a menos de 10 metros del objetivo, el daño que causa el impacto es equivalente al que podrían provocar unas 15 balas juntas...", señaló el especialista.

En este caso, el policía que abrió fuego se hallaba a no más de 6 metros del sujeto, que yacía alterado en el techo de la vivienda.

Quizá por esa razón puede apreciarse al individuo caer de bruces, ensangrentado, y luego arrastrarse un corto trecho hasta perder el conocimiento.

Se ve también a Santos Daniel Flores Cusco (24), hijo del agonizante mecánico, tratando de reanimarlo en vano.
Lo peor vendría después, cuando los agentes capturan la propiedad y descargan su ira contra el padre y su hijo.

En efecto, totalmente alterados, tal vez por la andanada de piedras que tuvieron que esquivar durante el operativo, los policías arremetieron contra los dos hombres y los golpearon.

Hicieron lo propio con la esposa del mecánico, quien, derribada en el piso, les imploraba que auxiliaran al padre de sus hijos.

SE DESANGRÓ
Fidel Flores Vásquez se desangró. El reclamo de los vecinos, indignados ante la falta de auxilio, obligó a los agentes intervinientes a trasladarlo al Hospital Regional de Cajamarca.

Cuatro agentes sostuvieron de las piernas y brazos al herido y lo sacaron de la casa cargado para, luego, llevarlo en la tolva de una camioneta oficial hasta el referido centro asistencial.

Portavoces médicos informaron que el infortunado hombre fue ingresado sin vida al nosocomio.

Fuentes del Ministerio Público revelaron que el operativo de desalojo inicialmente estuvo a cargo del comandante Pedro Carmona Reyes, jefe de la 1ª comisaría de Cajamarca.

Cuando la situación quedó fuera de control, apareció en el lugar el coronel Arturo Carbajal Bellido, responsable de la Jefatura Departamental PNP.

NUEVE DETENIDOS
Santos Daniel Flores Cusco, hijo del fallecido, fue detenido, acusado por los delitos contra la tranquilidad pública, así como violencia y resistencia  a la autoridad.

Los mismos cargos afrontan otras ocho personas que fueron intervenidas dentro y fuera de la vivienda que reclamaba como suya la familia Flores.

Se trata de Gandhi Cueva Minchan (27), José García Espinoza (30), Wilfredo Valencia Silva (44), Noé Alvarado Torres (25), William Martínez Cachar (27), Desiderio Cusco Tello (42) y Erick Cruzado Merino (23).

Gabriel Gonzales, presidente de la junta vecinal del sector La Florida, donde se halla la casa desalojada, mostró el video en el que se aprecia el uso desmedido de la fuerza de los agentes PNP.

Indignado por lo sucedido, el dirigente comunal anunció que entregarán el documento fílmico a la Defensoría del Pueblo, a fin de que interceda ante las autoridades correspondientes para que este caso no quede impune.

Gonzales demandó, además, la liberación de los nueve civiles detenidos.

CONFUSO LITIGIO
La vivienda de material noble que reclamaba como suya la víctima, pertenecería a la ciudadana María Luisa Cruzado Ávalos.  

Se supo que ella demandó ante el Segundo Juzgado Especializado Civil de Cajamarca al mecánico Fidel Flores Vásquez por usurpar un bien ajeno.

"Esta es mi casa, señores, yo mismo la he construido. Esa mujer nos ha robado, se ha aprovechado de que somos gente humilde y no tenemos dinero para pagar abogados", denunció el mecánico a la prensa local, dos horas antes de morir, mostrando documentos que supuestamente probaban sus afirmaciones.