Empresas sancionadas por Indecopi siguen contratando con el Estado

Plataforma_glr
12 Nov 2016 | 20:34 h

Proveedoras de oxígeno medicinal Praxair, Linde y Messer fueron multadas con 21,6 millones de soles por concertar precios, apelaron al Poder Judicial y mientras tanto continúan vendiéndoles a EsSalud y hospitales de todo el país.

La misma jugada. Tres compañías extranjeras proveedoras de oxígeno medicinal sancionadas por el Instituto Nacional de Defensa e la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), por concertar precios en perjuicio del Seguro Social, apelaron al Poder Judicial para no pagar la millonaria multa y siguen contratando con el Estado hasta hoy.
 
 
En 2010, Indecopi castigó a las empresas Praxair Perú, Linde Gas Perú (antes AGA S.A.) y Messer Gases del Perú, por prácticas restrictivas de la competencia, en la modalidad de reparto de mercado en perjuicio de EsSalud, entre 1999 y 2004. Las multó por la suma de 21,6 millones de soles.
 
Las compañías apelaron ante Indecopi, pero en 2013  el organismo ratificó la sanción, por lo que las proveedoras de oxígeno medicinal que tenían posición de dominio en el mercado, recurrieron al Poder Judicial.
 
En noviembre de 2015, el 25º Juzgado Especializado en lo Contencioso Administrativo falló a favor de Indecopi, basándose en que existían pruebas que acreditaban que las tres compañías habían concertado precios para el oxígeno medicinal.
 
Sin embargo, entre 2010 y 2015, es decir, desde el momento en que Indecopi impuso la sanción y el juzgado confirmó la responsabilidad de las empresas, Praxair Perú, Linde Gas Perú y Messer Gases del Perú continuaron facturando millones como proveedores de oxígeno medicinal de entidades estatales del sector Salud.
 
En septiembre del 2015, el entonces presidente del directorio de Indecopi, Herbert Tassano Velaochaga, declaró ante la Comisión de Libre Competencia del Congreso la grave falta de las tres proveedoras. 
 

Dinero fácil

En ese momento, Tassano dijo: "(Las empresas) Praxair Perú, Linde Gas del Perú y Messer Gases del Perú, proveedoras de oxígeno medicinal a EsSalud, fueron sancionadas por haberse repartido el mercado en el marco de las licitaciones convocadas por EsSalud. Este cartel tuvo una duración de más de 5 años y generó una elevación sustancial en los precios del oxígeno medicinal”. 
 
Según el portal de Proveedores del Estado que publica el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), las entidades estatales del sector Salud han contratado a las tres empresas sancionadas, entre 1999 y lo que va de 2016, por un monto que supera los 161 millones de soles, de la siguiente manera:
 
*Praxair facturó al Estado 68.682.067 millones de soles.
 
*Linde facturó 53.538.115 millones.
 
*Messer Gases del Perú facturó 38.861.108 millones de soles. 
 
Entre las tres empresas suman un total de 161 millones de soles en contratos con el Estado.
 
La República consultó con las tres compañías proveedoras de oxígeno medicinal y estas admitieron que contratan con entidades del sector Salud sin ninguna dificultad porque la ley no les prohíbe hacerlo (ver nota aparte).
el origen del mal
 
En enero de 2003, EsSalud informó a la Contraloría General de la República la existencia de similitudes en las propuestas económicas presentadas por Praxair, Messer y Linde en las licitaciones públicas de los año 1999, 2000 y 2001.
 
Las similitudes eran un indicativo de que las tres empresas se repartían geográficamente el mercado de oxígeno medicinal a EsSalud.
 
Indecopi, de oficio, inició a principios de 2008 un procedimiento administrativo sancionador contra los tres proveedores por presuntas prácticas colusorias en la modalidad de reparto de mercado en perjuicio de EsSalud. El espacio de tiempo en el que se cometió la mala práctica sería de enero de 1999 a junio del 2001.
 
El indicio más fuerte por el que Indecopi tomó esta decisión fue que de manera repetida las adjudicaciones de la buena pro indicaban que Linde proveyera el norte del país, Praxair a Lima y el sur, y Messer la zona centro, siempre con precios iguales o cercanos al máximo legal permitido en los procesos que ganaban. Todo estaba concertado.
 

Culpables, pero siguen contratando

En consecuencia, en agosto del 2010, al comprobar estos hechos, Indecopi sancionó a las tres empresas con una multa de 21,7 millones por prácticas colusorias en licitaciones públicas en perjuicio de EsSalud entre los años 1999 al 2004. 
Las empresas apelaron, pero en el año 2013 Indecopi ratificó su decisión.  
 
Las empresas apelaron nuevamente en un contencioso administrativo ante el Poder Judicial, pero el máximo ente en noviembre del 2015 le dio la razón a Indecopi. 
 
Apelaron nuevamente, y actualmente el proceso se encuentra en la segunda instancia del Poder Judicial.
 
Mientras tanto, las compañías sancionadas continúan en posición de dominio del mercado y siguen siendo los proveedores principales de oxígeno medicinal de entidades estatales del sector Salud.
 
En lo que va del 2016, EsSalud, la entidad afectada por la concertación de precios, siguió contratando a las tres compañías:
 
– Con Praxair contrató por 481 mil soles.
 
–Con Linde contrató por 5,2 millones de soles.
 
Gran parte de la responsabilidad de esta situación es del segundo gobierno de Alan García, que promulgó la Resolución Ministerial Nº 062-2010/Minsa, del 26 de enero de 2010.

Negocio redondo 

Mediante esta norma, el Ministerio de Salud dispuso que el único oxígeno medicinal que se puede comercializar es el que tiene una concentración no menor de 99% de pureza. La norma favoreció notoriamente a las empresas Praxair, Linde y Messer, y afectó a otras.
 
Por este motivo, Negociaciones Universal Power, Operador Logístico Gases Industriales y el empresario Iván Villalobos Rufino denunciaron ante Indecopi al Ministerio de Salud por impedir la comercialización de oxígeno medicinal menor a 99% de concentración.
 
En noviembre del 2012, Indecopi hizo la observación al Ministerio de Salud porque no demostró que el oxígeno medicinal de 93% sea dañino para la salud humana, ni que sus precios sean más caros que el de 99%. Esto significaba que desde el Ministerio de Salud había una evidente inclinación a favor de las tres empresas extranjeras, Praxair, Linde y Messer.
 
Esto significaba que el Ministerio de Salud del segundo gobierno aprista jugaba abiertamente por las grandes empresas y no por los pacientes. Y como premio, siguen vendiendo al Estado.

Concertación de precios afecta a pacientes

El dueño de Negociaciones Universal Power y Oxígeno San Martín, Iván Villalobos, uno de los empresarios afectados por la concertación de precios del oxígeno medicinal, afirmó que todas las evidencias demuestran que hubo delito.
 
“Tenía mi registro sanitario para producir y comercializar oxígeno medicinal al 93%, a precios considerablemente bajos, pero varios proveedores nos vimos afectados con la dación del decreto supremo del 2010 donde cambian todo esto", dijo Villalobos.
 
"El Minsa no tuvo argumentos para ordenar comercializar oxígeno al 93%. Estoy igual luchando para que me den un permiso especial de registro sanitario para vender oxígeno al 93%, pero aun así el problema continúa. ¿Cómo le digo al funcionario que está convocando una licitación para compra de oxígeno que cambie y coloque 93% de concentración de oxígeno? La ley en este caso es una trampa.