Niños de Cantagallo expuestos al frío y a la contaminación tras incendio

Plataforma_glr
07 Nov 2016 | 11:33 h

Tras la emergencia los niños son los más afectados porque están expuestos al frío, a la contaminación, al humo, a las cenizas y a los escombros, y no tienen donde asearse. 

Más de 400 niños que viven en la comunidad shipibo–conibo de Cantagallo, han quedado expuestos al frío y a la contaminación, después del incendio que sufrió esta comunidad hace 4 días.

PUEDES VER: Incendio en Cantagallo: Dirigentes piden la titulación de sus terrenos

La facilitadora del Instituto de Formación de Adolescentes y Niños Trabajadores (Infant) en Cantagallo, Aylin Contreras, hizo un llamado a vigilar y hacer respetar el principio de primera prioridad de atención para los niños en situaciones de emergencia como se establece la Convención de los Derechos del Niño.

“En este tipo de emergencias los niños son los más afectados porque están expuestos al frío, a la contaminación, al humo, a las cenizas y a los escombros, y no tienen donde asearse. Además, han dejado de realizar sus actividades habituales, como ir al colegio, por eso pedimos que sean el primer grupo en ser atendidos”, manifestó la facilitadora de Infant.

“Estamos recibiendo ayuda de la Municipalidad de Lima, del Rímac y organizaciones sin fines de lucro. Invito al público en general a unirse al voluntariado para ayudar a estas familias damnificadas”, Aylin Contreras.

La facilitadora de Infant también dijo que la mayor parte de las personas damnificadas no quieren dejar su terreno, porque tienen miedo que no los dejen volver. Entonces ellos han levantado sus carpas de esteras sobre los escombros que ha dejado el incendio. 

Video Recomendado