La dura tarea de reducir las críticas cifras de anemia y desnutrición infantil en el país

grupo larepublica
Plataforma_glr
2016 M10 3 | 04:05 h

Estudio preliminar de la Endes 2016 confirma poco avance en el combate contra la anemia y desnutrición durante los últimos años. Ambos problemas de salud pública serán analizados en el 4to Encuentro Nacional por la Primera Infancia.

En el país, más de un millón de niños padecen de anemia y unos 400 000 sufren desnutrición crónica. Las cifras son crudas y también alarmantes, si se toma en cuenta la tendencia que han seguido estos problemas de salud pública durante los últimos años.

PUEDES VER: Huancavelica: Alarmantes cifras de anemia y desnutrición

La crisis no es de ahora, como lo evidencian las recientemente difundidas cifras preliminares de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar 2016 (Endes), que analiza la realidad de ambos males en el Perú, durante el primer semestre de este año.

Una curva descendente en anemia

En relación a la anemia infantil (en niños menores a 3 años), la situación no es para nada alentadora. La Endes 2016 revela que un 43.5% de menores en el país la padecía en el 2015 y este año ese porcentaje se mantiene sin variación.

Sin embargo, el asunto se agrava cuando vemos la realidad de los últimos 5 años (Gobierno de Ollanta Humala). En el 2011, el porcentaje de incidencia era de 41.6%; es decir, en un quinquenio aumentó 1.9 puntos porcentuales.

¿Qué ocurrió? Para Óscar Castillo, director de la Escuela de Gobierno y Liderazgo del Colegio Médico del Perú y miembro del Grupo Impulsor Inversión por la Infancia, el tema es “dramático”.

“Hubo conocimiento sobre la importancia de combatir la anemia y también muchos recursos para hacerlo. Se destinaron unos S/ 1200 millones anuales a la reducción de la desnutrición crónica, que incluyeron medidas contra la anemia”, precisó el especialista, en diálogo con LaRepublica.pe.

Castillo añade que el Ministerio de Salud (Minsa) sí realizó la distribución de los multimicronutrientes, conocidos como ‘chispitas’; sin embargo, precisa que hubo problemas de desabastecimiento en varias localidades y de desconocimiento sobre su importancia, por parte de las madres de los niños.

“Para combatir la anemia se debe tomar el hierro (multimicronutrientes) por un periodo de 4 meses. Pero, al visitar diversas zonas, vimos que las madres no les daban las ‘chispitas’ a sus hijos porque estas provocan dolores y malestar al inicio. Faltó instrucción de parte del Minsa pues es un proceso transitorio. El trabajo fracasó notoriamente en este aspecto”, lamentó el especialista.

Otro aspecto que influye en los altos índices de anemia que se registran el país es la disminución en la práctica de la lactancia materna exclusiva, en bebés de hasta 6 meses de edad.

El promedio, de acuerdo a la Endes 2016, es de 66.7%, a nivel nacional; sin embargo, en el 2011, este había llegado a 70.6%. Esto quiere decir que 1 de cada 3 niños no recibe lactancia materna en sus primeros 6 meses de vida.

 

Fuente: ENDES 2016

La desnutrición se reduce

En cuanto a la realidad de la desnutrición infantil crónica (menores a 5 años), esta sí ha registrado avance en su reducción pero no ha sido tan notorio durante los últimos años. Por el momento se sitúa en 13.5%, casi un punto porcentual menos que en el 2015: 14.4%.

A inicio del gobierno de Humala, se encontraba en 19.5%; sin embargo, el pasado mandatario igual no logró completar su meta de bajarla a menos del 10%.

“Se debe identificar a los niños que tienen desnutrición y hacerles seguimiento. El problema del país es que sí se hace un diagnóstico pero no hay una acción posterior. No hay un indicador que diga si los niños enfermos se están recuperando”, cuestiona Castillo.

Para el especialista, sí es posible lograr la meta anunciada por Fernando Zavala, durante el pedido de facultades al Congreso. El premier anunció que, para el 2021, la anemia infantil desaparecerá como problema de salud pública y la desnutrición crónica infantil será reducida al 10%.

“La anemia se puede bajar violenta y dramáticamente de un año a otro porque depende de que los niños tomen el hierro. En el caso de la desnutrición, esto puede demorar varios años pero se puede trabajar más fuerte con las nuevas generaciones. Es un desafío”, sentencia Castillo.

En agenda

Ambos males, al igual que otros problemas que afectan a la niñez, serán tratados en el 4to Encuentro Nacional por la Primera Infancia, que se realizará este lunes 3 y martes 4 de octubre. En dicho evento participarán diversos sectores del Estado, como el Minsa, Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ministerio de Educación, entre otros.

Se realizará en la Biblioteca Nacional y la inauguración estará a cargo de Gastón Garatea, del Grupo Impulsor Inversión por la Infancia.