Machu Picchu: Es fundamental reducir los residuos que impacten negativamente el santuario | VIDEO

Plataforma_glr
9 07 2016 | 09:02h

Viceministro de Gestión Ambiental afirma que los turistas en Machu Picchu dejan entre 400 y 700 gramos de residuos.

La recomendación de la autoridad es contundente. Los turistas nacionales y extranjeros que visiten Machu Picchu deben evitar llevar todo aquello que implique dejar un residuo que presione negativamente en el santuario. Es decir, evitar llevar bolsas y botellas de plástico.

PUEDES VER: Machu Picchu: La Maravilla y el compromiso de salvar el santuario | VIDEO

Según el viceministro de Gestión Ambiental, Mariano Castro Sánchez-Moreno, los turistas dejan entre 400 y 700 gramos de residuos. Y según cálculos del alcalde de Machu Picchu, David Gayoso, diariamente se acumulan 15 toneladas de basura, de los cuales un 70% son producidas por los visitantes entre extranjeros y nacionales, y el resto por los habitantes locales.

El jueves 7 de julio se celebró el Día del Santuario Histórico de Machu Picchu que coincide con los nueve años de ser declarado Maravilla del Mundo Moderno  por la fundación New Open World, en Lisboa, Portugal.

Cabe indicar que desde 1983 Machu Picchu fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“Si quiere traer comida, etc. use material que no implique dejar algo (basura). Es importante tener en cuenta que Machu Picchu es un lugar donde no puede haber un relleno sanitario, un destino final, porque es un patrimonio natural muy valioso”, dice el viceministro, quien considera fundamental reducir toda aquella presión negativa en el santuario.

El viceministro recordó que el Servicio de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp), adscrita al sector Ambiente, realiza campañas intensas, a lo largo del camino Inca (Qhapaq ñan) y en todo el santuario, para que los visitantes no dejen sus residuos.  “Ello se realiza en alianza con las agencias de viajes. Eso está en marcha”, dijo la autoridad, quien indica que con ello hay una reducción en el volumen y en el tipo de residuos.

De otro lado, explicó que el Sernanp y el ministerio del Ambiente trabajan con la municipalidad distrital de Machu Picchu en el programa de separación de los residuos orgánicos e inorgánicos en las viviendas. “Los orgánicos pueden ser utilizados para compost, etc. Y los inorgánicos vienen a la compactadora y trasladarse de manera más fácil con la ayuda de Perú Rail, quien traslada los residuos, fuera de Machu Picchu.

El viceministro y otras autoridades participaron el jueves 7 de julio en la ceremonia de entrega de dos máquinas compactadoras por el Grupo AJE, que permitirán reducir el impacto por la acumulación de residuos orgánicos e inorgánicos. Ello aminorará la acumulación de basura, atenuar el impacto en el medio ambiente como en el impacto visual, según Jorge López Doriga, director ejecutivo de comunicaciones y sostenibilidad del Grupo AJE.

Cabe indicar que las botellas de plástico (PET) serán compactadas y llevadas a la planta de producción para reciclarlas y convertirlas en nuevos recipientes de bebidas gaseosas y aguas que el Grupo AJE produce y distribuye.

Video recomendado