Iquitos colapsa por toneladas de basura debido a la falta de un relleno sanitario

La alcaldesa de Maynas, Adela Jiménez, asegura que provincia selvática vive sobre montañas de residuos.

La alcaldesa de Maynas, Adela Jiménez, asegura que provincia selvática vive sobre montañas de residuos.

La Municipalidad de Maynas gasta mensualmente 700 mil soles mensuales y aproximadamente 9 millones de soles al año por el servicio de limpieza, lo que implica un desembolso de alrededor de 54 soles por tonelada, mientras que en otras localidades el costo fluctúa entre 13 y 20 soles, explicó la alcaldesa Adela Jiménez Mera.
 
 
La autoridad ha venido a Lima para presentar al Ministerio de Economía, al Ministerio de Ambiente y a la Comisión de Presupuesto del Congreso un proyecto destinado al financiamiento de un relleno sanitario para resolver la grave crisis de limpieza en Iquitos, una de las principales ciudades amazónicas del territorio nacional.
 
"Pagamos muy caro por un servicio de limpieza caro e ineficiente y no podemos contratar a otra compañía porque nadie quiere venir a Iquitos debido a las numerosas trabas burocráticas”, explicó la alcaldesa Jiménez.
 
La ciudad de Iquitos cuenta con un relleno sanitario ubicado en el kilómetro 30 de la carretera Iquitos-Nauta, pero no reúne las condiciones técnicas para el tratamiento de la basura.
 
Por si fuera poco, dicha instalación está localizada en la zona de amortiguamiento de la reserva Allpahuayo Mishana y contamina el río Nanay.
 
“El relleno sanitario que tenemos es en realidad un botadero. Además, arrastra denuncias desde 2008 y hace 3 meses la fiscalía expidió una resolución de cierre definitivo y nos han dado un plazo de 30 días para tomar acciones inmediatas. Y ante esta necesidad hemos venido para gestionar la construcción de un nuevo relleno sanitario acorde con las necesidades de nuestra ciudad”, señaló la alcaldesa iquiteña.
 
La autoridad relató que su gestión intentó trabajar con otras empresas de limpieza, pero al ver el mercado y las trabas que les pones las instituciones locales, estas desisten porque consideran un alto riesgo trabajar en Maynas
 
“La ley de residuos sólidos nos obligan a que se hagan contratos cada 2 años. Si la Comisión de Presupuesto nos apoya, no solo tendríamos un libre mercado sino conseguiríamos un precio justo para el servicio de recojo de basura y ahorrar para invertir en obras públicas. Podemos ahorrar hasta el 50 por ciento de los que gastamos en ese servicio”, anotó la alcadesa.
Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO