ELECCIONES 2022 - Dónde votar, a qué hora inicia la ley seca y todo sobre los comicios de este domingo
Sociedad

¿Se puede curar el lupus?

Manuel Ugarte-Gil, médico reumatólogo del Hospital Guillermo Almenara, responde algunas interrogantes sobre esta enfermedad autoinmune.

El lupus es una enfermedad inflamatoria autoinmune y crónica relacionada con el sistema inmunológico. Créditos: composición La República/Freepik
El lupus es una enfermedad inflamatoria autoinmune y crónica relacionada con el sistema inmunológico. Créditos: composición La República/Freepik
La República

Con información de Manuel Ugarte-Gil, médico reumatólogo del Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen y coordinador de la Cohorte de Lupus del mismo nosocomio. (*)

La investigación sobre el lupus ha tenido avances importantes tanto en el desarrollo de nuevos medicamentos, que han sido aprobados en los últimos meses en el extranjero, como en procedimientos que ayuden con la remisión de la enfermedad. Recientemente, una terapia denominada CAR-T ha conseguido la remisión —esto es, la ausencia de síntomas— de la enfermedad durante 5 a 17 meses y sin medicación.

¿Qué es el lupus?

El lupus es una enfermedad inflamatoria autoinmune y crónica relacionada con el sistema inmunológico, explica el Ministerio de Salud. Ocurre cuando el propio organismo ataca células sanas, lo cual puede desencadenar problemas de salud graves, como daño renal y anemia. Adicionalmente, es un mal de difícil diagnóstico debido a los síntomas poco específicos que lo caracterizan, ya que son similares a los que se presentan con la celiaquía, tiroides y artritis, según la Fundación Americana de Lupus.

Se estima que, en Perú, el lupus se presenta en 50 de cada de 100.000 personas, por lo que se la considera una enfermedad rara, pues afecta a un número pequeño de personas en comparación con la totalidad de la población. Tanto la piel como los órganos vitales se ven dañados. De no aplicarse un tratamiento, existe un gran riesgo de muerte.

Nuevos hallazgos sobre el lupus

Un reciente estudio realizado por el grupo de Georg Schett, de la Universidad de Erlangen-Núremberg (Alemania), en el que se plasmó el éxito de la terapia CAR-T en pacientes con lupus, logró la transformación de linfocitos T (glóbulos blancos) para que eliminen las células productoras de los anticuerpos producidos por el mismo sistema inmune. El tratamiento ha conseguido borrar los síntomas e inclusive el daño en los órganos internos.

Resulta clave señalar que lo planteado por los investigadores alemanes está ligado a la remisión de la enfermedad, no a la cura. El Dr. Manuel Ugarte-Gil, coordinador de la Cohorte de Lupus de Almenara e investigador de la Universidad Científica del Sur, explica los alcances de este trabajo:

“CAR-T es una terapia en la que se modifican los receptores de los linfocitos T (glóbulos blancos) para que reconozcan y disminuyan los linfocitos B, que son los responsables de la producción de anticuerpos que son responsables del desarrollo de lupus”, explica Ugarte-Gil.

¿Es una cura para el lupus?

En cuanto a la relación que existe entre remisión y cura, Ugarte-Gil enfatiza que se trata de dos conceptos diferentes. “La remisión no es sinónimo de cura. La remisión es un estado donde hay ausencia de actividad (tanto en síntomas como en exámenes auxiliares), pero que además el paciente esté tomando medicación segura”, advierte el científico.

La diferencia entre la cura y la remisión radica en que, en el segundo caso, es posible que la enfermedad se reactive. “En el caso de un paciente curado, no es posible que se reactive la enfermedad, a diferencia de uno en remisión”, puntualiza Ugarte-Gil. No obstante, la remisión representa un buen avance. “La remisión se ha asociado con un menor riesgo de presentar reactivaciones, hospitalizaciones, nuevas complicaciones (daño), y con una mejor calidad de vida”, añade.

Ugarte-Gil agrega que una cura para el lupus es improbable de conseguir a corto plazo. No creo que la cura sea posible a corto plazo, porque implicaría poder resolver el proceso autoinmune, pero, existen distintos enfoques de manejo, así como nuevos tratamientos que están mejorando las probabilidades de lograr remisión en nuestros pacientes”.

CAR-T en Perú

Pese a sus ventajas, la incorporación del tratamiento CAR-T en el país sería complicada, considerando los recursos que implicaría. “Por el momento es complicado, se necesita un laboratorio donde se puedan realizar las modificaciones genéticas, los cultivos celulares, además de tener el fármaco que modifique los genes”, señala.

El especialista peruano afirma que es importante realizar más investigaciones. “El seguimiento aún es corto, pero es un tratamiento interesante que se ha utilizado con buena respuesta, por lo que se esperan estudios más grandes en el tiempo”, indica.

Nuevos enfoques en Perú para tratar el lupus

Debido a que llegar a una cura no es una posibilidad cercana, el enfoque para el tratamiento en nuestro país busca lograr remisión o actividad baja y una mejor calidad de vida en los pacientes, que está asociada a diversos factores, ligados a la enfermedad y a las características propias de la persona, por lo que es necesario un enfoque completo. Una reciente investigación liderada por Ugarte-Gil propone a la autoeficacia (la capacidad del paciente para valerse por sí mismo) como indicador de menor fatiga en pacientes con lupus.

“En la medida en que las capacidades para manejar la autoeficacia sean mejores, la fatiga (el síntoma más común en lupus) va a ser menor en el tiempo. Esto nos interesa porque la fatiga está relacionada con la calidad de vida y la efectividad del tratamiento”, explica.

En ese sentido, el objetivo es facilitar el tratamiento de los pacientes con lupus. “Se trata de hacerle la vida más simple a los pacientes, de buscar alternativas que puedan ayudarlos a llevar su tratamiento de la mejor forma. A mediano plazo, sería importante considerar herramientas digitales que puedan ayudar en el proceso”, finaliza.

(*) El médico Manuel Ugarte-Gil es también investigador principal de la Universidad Científica del Sur. Cuenta con un máster en Docencia e Investigación en Salud por la UNMSM. Es el primer científico peruano en formar parte del Systemic Lupus Erythematosus International Collaborating Clinics (SLICC), máxima entidad en lupus a nivel mundial. Líder del Grupo Peruano de Estudio de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas y ganador del Premio H. Ralph Schumacher 2018 de la Liga Panamericana de Asociaciones de Reumatología (Panlar).