Sociedad

“Si sufría del corazón me moría”: taxista denunció que fue suplantado y ahora tiene deuda de S/ 2 millones

El conductor intentó pedir un préstamo, pero se lo negaron por una supuesta deuda millonaria con la Sunat. Tiene su cuenta bancaria embargada y casi pierde su vehículo.

Víctima denunció a suplantador, funcionarios de la Sunat y a otros que resulten responsables por su deuda injustificada de 2 millones. Foto: composición LR/ATV
Sociedad LR

Daniel Castillo, de 51 años, padre de familia y taxista, se enteró, de la noche a la mañana, que tiene una deuda millonaria con la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat). De acuerdo a su denuncia, un sujeto suplantó su identidad y cometió el delito.

El agraviado contó en ATV que en el año 2005 sacó un RUC para emitir un recibo por honorarios para trabajar en un casino de Miraflores. Sin embargo, solo lo usó un mes porque pasó a planilla. En el 2014, alguien falsificó sus documentos ante Sunat, pidió cambio de régimen de ‘sin negocio’ a ‘con negocio’, sacó una clave sol y facturó mucho dinero.

“Yo me entero cuando voy a pedir un préstamo y me lo niegan, porque me dicen que tengo una deuda con la Sunat. Mi sorpresa fue grande porque nunca he tenido negocio. Voy a la Sunat de Jesús María y la persona que me atiende me dice ‘sí, señor, usted tiene una deuda de 2 millones de soles’. Si sufría del corazón, me moría en su escritorio, porque es un tema delicado”, explicó.

Castillo señala a Enrique Muñoz Quiroz de suplantar su identidad. “Nunca lo he visto, no lo conozco, pero se presentó como que yo lo autorizo a él para hacer el cambio de régimen, lo que es falso porque yo no lo conozco. (...) Hay un notario del Callao que tampoco conozco y que también tiene participación. La denuncia es contra Muñoz, funcionarios de Sunat y quien resulte responsable”, agregó.

Enrique Muñoz Quiroz sería el que suplantó a la víctima ante la Sunat. Foto: captura de ATV Noticias

Consecuencias

La víctima dijo que este hecho ha dañado su salud, estado anímico y finanzas. “He sido embargado en mi cuenta bancaria, casi pierdo mi vehículo, pero lo he tenido que cambiar de nombre. Trabajo como taxista y necesito utilizar aplicativo, pero no puedo. Tengo que prestarme el de mi esposa u otro”, finalizó.

Lazy loaded component