Sociedad

Descomunal operativo en el Vraem para atrapar al camarada “José”

Cacería en la selva. Las fuerzas de seguridad se concentran en una zona del distrito de Vizcatán del Ene (Satipo, Junín), donde se cree que se oculta el cabecilla Víctor Quispe Palomino. Los efectivos siguen en el área en busca del líder terrorista que evade a las fuerzas del orden desde 1999.

En acción. Más de 250 efectivos fueron trasladados e insertados en el distrito de Vizcatán del Ene, en Satipo, Junín. Foto: difusión
En acción. Más de 250 efectivos fueron trasladados e insertados en el distrito de Vizcatán del Ene, en Satipo, Junín. Foto: difusión
Doris Aguirre

En lo que representa uno de los operativos más vastos de efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, alrededor de 250 hombres transportados por helicópteros de combate fueron insertados en una zona del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), donde fuentes de inteligencia detectaron el escondite del cabecilla de la organización terrorista Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), Víctor Quispe Palomino, camarada “José”.

La sorpresiva incursión militar se registró a las 8 y 30 de la mañana del día jueves 11 de agosto, en el sector conocido como Jajasmayo, ubicado en el distrito del Vizcatán del Ene, provincia Satipo, en Junín. Hasta el momento, según fuentes de La República con conocimiento sobre la operación, han sido abatidos tres terroristas, mientras que las fuerzas del orden cuentan con dos heridos.

El primero de agosto, Víctor Quispe Palomino, camarada “José”, cumplió 62 años de edad. En 1999, rompió con el cabecilla Abimael Guzmán y formó su propio grupo terrorista, el MPCP, que concentró sus actividades en el Vraem, financiándose con actividades del narcotráfico.

En 2013, su hermano Marco Quispe Palomino, camarada “Gabriel”, fue abatido en un operativo de inteligencia. Y en 2021, otro de sus hermanos, Jorge Quispe Palomino, camarada “Raúl”, perdió la vida víctima de una enfermedad.

Según un informe de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin), difundido por La República en este año, el MPC contaba con 417 militantes activos, 123 de ellos contaban con armamento pesado.

Criminal. El primero de agosto cumplió 62 años el terrorista más buscado, Víctor Quispe Palomino. Foto: difusión

Seis helicópteros Mi-17 del Ejército consignados al Comando Especial Vraem (Cevraem) sobrevolaron la zona y abrieron fuego con lanzamientos de proyectiles para ablandar la zona con la finalidad de insertar a seis patrullas de la Fuerza Especial Conjunta (FEC) y de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional. Así buscaron romper todos los anillos de seguridad que resguardaban el campamento terrorista de “José”.

Uno de los momentos más duros fue cuando los efectivos comenzaron a insertarse, recibiendo fuego nutrido para retrasar su ingreso a la zona, lo que fue probablemente aprovechado por el camarada “José” para abandonar el área.

Pese a la espesura de la selva y el difícil acceso en la zona, las fuerzas del orden lograron penetrar en el campamento del Militarizado Partido Comunista del Perú y hallaron un fusil que podría haber pertenecido al cabecilla “José”, según las fuentes de este diario.

También se hallaron lap-tops, equipos de comunicación y cuadernos con una lista de códigos de radiocomunicación usados por los terroristas. Durante la incursión militar resultó herido con un balazo en la rodilla el oficial de mar Óscar Pinedo Picón.

Fuentes del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas informaron a este diario que las patrullas siguen operando en la zona con la misión de ubicar y capturar al líder terrorista y a los mandos militares que responden a sus órdenes.

Los terroristas del Vraem cuentan con combatientes que fueron ideologizados y formados militarmente desde que eran niños, en los campamentos que organizó “José”. Cuentan con experimentados francotiradores y con armamento capaz de derribar helicópteros.

Huestes. Los terroristas cuentan con más de 120 hombres armados, según fuentes de inteligencia. Foto: difusión

De acuerdo con las fuentes consultadas, el factor sorpresa ha sido determinante para la operación en curso, por lo que existe enorme expectativa por los resultados que se consigan. Podría tratarse del principio del fin de la organización terrorista del Vraem.

Son los asesinos del 23.5.2021

Aprovechando la pandemia del nuevo coronavirus y la emergencia sanitaria, los terroristas del MPCP se desplegaron en varias zonas del Vraem, incluyendo el asesinato de personas a las que consideraba soplones.

Según el documento de la Digimin de este año, “aspectos relevantes de la organización narcoterrorista autodenominada Militarizado Partido Comunista del Perú”, sus integrantes “no dan muestras de haber sido afectados por las acciones contraterroristas”. Esta situación ha cambiado radicalmente.

El 23 de mayo de 2021, los terroristas masacraron a 16 personas en un campamento de bares y discotecas, en el distrito de Vizcatán del Ene. Fue un mensaje para que los pobladores no colaboren con las fuerzas del orden dándoles información.