Sociedad

Katia Rodríguez: la ingeniera que busca repotenciar la pitahaya, cocona y otros alimentos amazónicos

¿Probaste jalea de pitahaya o tuna? Conoce a la joven que creció en un centro poblado de Amazonas y que ahora se dedica a crear alimentos con productos nativos de su región.

Katia Rodríguez trabaja en un proyecto a base de cocona y naranjilla para la elaboración de su tesis. Foto: Universidad Nacional de Jaén
Katia Rodríguez trabaja en un proyecto a base de cocona y naranjilla para la elaboración de su tesis. Foto: Universidad Nacional de Jaén
Winny  Moya

Talento al servicio de su comunidad. A sus cortos 22 años, Katia Rodríguez está por graduarse de la carrera de Ingeniería de Industrias Alimentarias. Ella sueña con dar mayor valor a los alimentos de su región. Asimismo, quiere apoyar a los agricultores de su comunidad, a quienes desea mostrarles cómo se produce de manera segura.

La joven que nació y creció en el caserío La Pirca, en el distrito de Lonya Grande, Amazonas, estudió en la Universidad Nacional de Jaén, en Cajamarca, donde accedió a la beca Permanencia del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación.

Este beneficio subvencionó sus gastos de alimentación, movilidad y útiles de escritorio. Sin embargo, el camino para cumplir sus sueños no fue fácil.

En diálogo con La República, Katia Rodríguez confesó que tuvo que dejar a su familia y mudarse a otra región donde tenía que trabajar en varios lugares en atención al público.

“Era difícil llevar a la par la universidad y el trabajo, a raíz de la beca ya pude concentrarme en mis estudios y no tener esa preocupación, igual a mi familia también le ayudó porque ellos ya podían destinar en dinero a otras cosas”, contó.

Katia Rodríguez proviene de una familia de agricultores. Ellos se dedican a la producción de café. Por eso, ella decidió, desde muy chica, que quería impulsar dicha actividad, por lo que se convirtió en ingeniera alimentaria.

“Quería transformar la materia prima que no se usaba mucho o no es muy común. Con esto, generar un valor agregado para que los productores tengan mejores ingresos (...). Hay un montón de productos que pueden ser consumidos: plátanos, pitucas, yuca, entre otros”, explicó.

El objetivo principal de Katia es contribuir con su aprendizaje a desarrollar alimentos que sean de calidad y novedosos para el merado. Ella observó falencias en la producción artesanal de su región, por lo que desea brindar asesorías para mejorar el proceso.

La joven ha sido parte de dos proyectos estudiantiles que transforman alimentos nativos en productos novedosos para el consumo.

El primer trabajo fue una galleta elaborada con el tubérculo nativo llamado pituca. Es muy parecido a la papa y de gran consumo en las regiones del oriente del Perú. La estudiante comenta que está demostrado científicamente su alto valor nutricional en fibra, carbohidratos, vitaminas y minerales.

El proyecto titulado “Galleta de Pituca” nació como parte de un curso universitario y ha sido seleccionado para exponerse en la Feria de Exposición de Nuevos Proyectos Alimenticios de la Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza de Amazonas.

Otro proyecto de Katia Rodríguez es la jalea de pitahaya y tuna. “El objetivo fue buscar un nuevo producto, una jalea en lugar de una mermelada, de estas dos frutas que son parecidas porque son bajas en caloría y se producen en Amazonas”, precisó.

Actualmente, Katia trabaja con el néctar de cocona y naranjilla para la sustentación de su tesis.

Ella admite que el proyecto elegido es todo un reto, ya que no hay estudios previos acerca de la naranjilla. Por tanto, busca definir la concentración de las pulpas de cada fruta. Además, evitará usar saborizantes y colorantes.