CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Sociedad

Geoglifos de Yanacoto en peligro por minería e invasiones

Amenaza en Chosica. Una de las manifestaciones culturales más antiguas de Lima Metropolitana podría desaparecer por el tráfico ilegal de terrenos y por las carreteras de acceso de las concesiones mineras que pululan en las quebradas y los cerros del distrito.

Importante. Bellas líneas son visitadas por arqueólogos. Foto: difusión
Importante. Bellas líneas son visitadas por arqueólogos. Foto: difusión

Los antiquísimos geoglifos que ilustran esta página están a punto de desaparecer. Estuvieron ocultos en una quebrada cercana del río Rímac, en Chosica, hasta que fueron develados a fines del siglo pasado por sorprendidos arqueólogos que investigan el pasado prehispánico de Lima Metropolitana. Soportaron siglos de indiferencia, de invasiones, de terremotos y aluviones propios del fenómeno de El Niño. Pero hoy en día, en pleno siglo XXI y en la misma capital del Perú, nada pueden hacer ante la indiferencia de las autoridades y el avance de las invasiones y la minería informal.

Los geoglifos de Yanacoto están en la quebrada del mismo nombre del cerro Santa María; más precisamente en la margen derecha del valle medio del río Rímac, en Chosica, a solo cinco minutos de la Carretera Central.

En la infografía que ilustra esta nota también se puede observar la ubicación de los geoglifos, la amenazadora cercanía de nuevas invasiones y la carretera ilegal construida por los extractores mineros. Por si fuera poco, el propio Gobierno Regional de Lima autorizó la instalación de un cementerio en la zona arqueológica.

Todo empezó a mediados de 1980, cuando se sucedieron diversas invasiones en las quebradas de Chosica. Sin embargo, fueron los nuevos vecinos quienes supieron respetar el antiguo “templo en U”, ubicado al final de la quebrada, los geoglifos de Yanacoto y otros espacios de gran valor cultural.

El arqueólogo Jonathan Palacios, experto en las primeras manifestaciones culturales de Lima Metropolitana, recuerda el apoyo y la buena disposición de los residentes de la zona.

Con el nuevo siglo todo cambió. La amenazadora presencia de petitorios para concesiones mineras aceleró el trámite de protección patrimonial, y fue así como en el año 2003 la propia Comunidad Campesina de Jicamarca, con oficio n.° 69-003-CPSTACJ, dirigido al entonces Instituto Nacional de Cultura, indica su jurisdicción, que abarca el anexo 05 Yanacoto y áreas arqueológicas delimitadas.

Geoglifos de Yanacoto sonn invadidos. Foto: Google earth

Intentos y acciones

Diez años después se da el primer intento de destrucción y restricción del acceso a los geoglifos de Yanacoto. La ofensiva invasora se detuvo cuando el propio Ministerio de Cultura emitió el oficio 0536-2013-DA-DGPC/MC, enviado a Bautista Cristóbal Milla Vega y a Carlos García Candiotti, declarando que su asentamiento humano “Parcela 3 Yanacoto” era ilegal y anuló la venta de lotes. Todo esto se paralizó gracias a la iniciativa política de defensa de las zonas arqueológicas aplicada por los dirigentes locales.

Sin embargo, las amenazas siguen. En lo que va del año se han dado iniciativas para la construcción de un cementerio, contando con la complicidad de funcionarios de Chosica. Para esto se ha creado una pseudo Asociación de Posesionarios El Mirador de Yanacoto, la cual es abiertamente ilegal.

Pese a todo, ya no se puede ingresar a la zona, bajo amenaza de disparos. A decir de los vecinos, se ha creado otra asociación El Mirador de Yanacoto relacionada con sucesivos petitorios mineros ante Ingemmet solicitados por Patricia Bullón Aquino (concesiones mineros Mamita Julia I y II) y más recientemente la concesión minera Mamita Julia 2010, a nombre de Óscar García Martínez.

Infografía-La República

Protección arqueológica desde 1995

En 1995, y al concluir con las primeras acciones de delimitación de las zonas arqueológicas en Yanacoto, a cargo de Jonathan Palacios, se presenta la memoria descriptiva intitulada “Delimitación perimétrica del anexo 05: Yanacoto y áreas arqueológicas colindantes”. Esta tuvo la opinión técnica favorable del antiguo Instituto Nacional de Cultura (INC), con oficio n.° 055-97-INC/CTA/P y oficio n.° 071-97-INC/DGPA-D, indicando la declaratoria de los sitios arqueológicos Yanacoto 1, Yanacoto 2 y Quebrada Santa María-Yanacoto. Así se demostró la preocupación del Estado por proteger este sagrado lugar.

(Ver Facebook Yanacoto Ancestral).