RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Sociedad

Trujillo: 5 años de prisión para 2 policías que exigieron coima por Yape

Suboficiales cobraron S/ 600 a conductor de vehículo con revisión técnica vencida. Chofer les adelantó S/ 200.

Policías Ugaz y Gómez fueron trasladados al penal de Trujillo. Foto: composición/La República
Policías Ugaz y Gómez fueron trasladados al penal de Trujillo. Foto: composición/La República
LR Norte

El Poder Judicial en Trujillo condenó a cinco años de prisión a los dos policías que el 4 de julio último exigieron una coima de S/ 600 a un conductor, cuyo vehículo tenía la revisión técnica vencida. El chofer les hizo un adelanto de S/ 200 a través del sistema de Yape.

Los efectivos sentenciados son los suboficiales de tercera (SO3) Augusto Franchescoly Ugaz Vallejos (26) y Anderson Manuel Romario Gómez León (25), quienes ante las pruebas contundentes no les quedó más que aceptar su delito y se acogieron a la terminación anticipada del proceso. Debido a ello, en una rápida resolución de la causa judicial, fueron condenados por el delito de cohecho pasivo y se les internó en el establecimiento carcelario de Trujillo.

Sentenciados fueron detenidos en la calle Amazonas. Foto: PNP

El día en el que ocurrieron los hechos, Ugaz Vallejos y Gómez León, quienes prestaban servicios en la Unidad de Tránsito y Seguridad Vial (Utsevi), intervinieron en la avenida Túpac Amaru, frente al cementerio general de Miraflores, al profesor Marciano Saona Rodríguez (61), el cual conducía el vehículo T2S-464.

Tras revisar la documentación, uno de los agentes le manifestó a Saona que la revisión técnica se encontraba vencida y la multa era de S/ 2.800, pero le mostraron un celular en el que estaba escrita la cifra 600, es decir: pagando un soborno de esa cantidad lo dejarían seguir su viaje.

El docente consiguió S/ 200 y, a pedido de los malos policías, les hizo una transferencia mediante Yape; para ello, se desplazaron hasta la avenida 9 de Octubre, a la altura de un taller. Poco después, al tener conocimiento de lo ocurrido, la fiscal Marlene Mariños Lecca y una patrulla del Escuadrón Verde detuvieron a los ya sentenciados, cuando estaban en la calle Amazonas a bordo de la motocicleta policial PL-19082.