RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Sociedad

Capturan a 3 personas que estarían implicadas en balacera de estación La Cultura

Mujer detenida portaba un arma de fuego que tenía silenciador. Implicados pertenecerían a mafia de tarjeteros que opera en estaciones del Metro de Lima.

Intento de asesinato se reportó el último 1 de julio. Video: URPI
Sociedad LR

Con información de Deysi Portuguez/ URPI-LR

Un trabajo de investigación por parte de la Policía Nacional del Perú (PNP) logró la captura de tres personas, un hombre y dos mujeres, que estarían implicadas en la balacera que se registró hace unos días en la estación Cultura del Metro de Lima.

La detención se registró este martes alrededor de la 1.00 p. m. en San Luis a unas cuadras de la sede que fue atacada y donde operaría una mafia que revende pasajes desde hace varios años.

Una de las féminas que cayó esta tarde tenía en su poder un arma de fuego con silenciador. Precisamente, los uniformados presumen que esta pistola se utilizó en el atentado del 1 de julio.

Lazy loaded component

El otro intervenido estaba en el interior de un auto rojo cuando la PNP llegó. Todos ellos fueron identificados como Lucrecia Santa Javier Mamani (59), Patricia Milagros Oré Javier (26) y Alberto Smith Oré Javier (24).

Ambas mujeres fueron intervenidas en esta casa. Foto: URPI

¿Cómo operan estas mafias en el Metro de Lima?

Esta banda, que estaría integrada por diez personas, se ubica en lugares estratégicos, como en el ingreso de las estaciones. Allí se aprovechan de las personas que están apuradas y no tienen saldo en sus tarjetas.

Eso les permite vender los pasajes de 1,50 a 2 soles cada uno, es decir, con 0,50 más. Un cálculo rápido revela que, si 100.000 personas acceden a esto, la ganancia diaria sería de hasta S/ 50.000.

Esta venta irregular no solo ocurre en la estación La Cultura, sino también en Bayovar, Miguel Grau, Cabitos y Villa El Salvador.

Tras el atentado, los agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) empezaron a cuidar los accesos a las estaciones; no obstante, esto se habría dejado de lado con el pasar de los días.