Sociedad

Cusco: restauradores de Cultura investigados por réplicas ilegales de esculturas

Corrupción. Al menos 8 funcionarios de la Dirección de Cultura son investigados por realizar esculturas no autorizadas. Taller de Tipón fue intervenido por Fiscalía.

Al descubierto. Taller de restauración era fácrica de esculturas ilegales en Cusco.
Al descubierto. Taller de restauración era fácrica de esculturas ilegales en Cusco.
Zaida  Tecsi

La corrupción no perdona, ni el patrimonio cultural se escapó. El último viernes, la fiscalía anticorrupción intervino el taller de restauración de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco, ubicado en la localidad de Tipón (Quispicanchi) donde descubrió que los restauradores de la entidad realizaban réplicas ilegales de las esculturas religiosas y patrimoniales para ponerlas en venta.

En el taller de Tipón se conserva, restaura y pone en valor cerámicas, esculturas coloniales y otros similares de valor artístico, histórico, es decir, todo aquello que constituye patrimonio cultural de la Nación.

La titular de la DDCC, Mildred Fernández, confirmó la intervención fiscal, ayer en una conferencia de prensa. Detalló que durante el operativo encontraron esculturas correspondientes a vírgenes en proceso de manufactura, una cantidad considerable de moldes en yeso de vírgenes, cristos y ángeles; así como un gran número de cabezas y rostros elaborados en moldes, listos para ser colocados en esculturas, presumiblemente réplicas que tendrían como destino el mercado negro. No se descarta que las esculturas servirían para cambiar las que ingresaban a esta dependencia procedentes de diferentes templos coloniales de la región del Cusco. “Por ahora todo está en investigación y en manos de la fiscalía. Entendemos que la investigación será larga”, dijo Fernández.

La titular de Cultura en Cusco sostuvo que hizo la denuncia con la finalidad de que la fiscalía anticorrupción determine a los responsables. “Vamos a dar todas las facilidades para que se descubra a todos los involucrados en elaborar esculturas nuevas o réplicas, obtener moldes de piezas de arte colonial en el local del mencionado taller, en horas de trabajo y presuntamente con materiales de propiedad del Ministerio de Cultura”, apuntó.

La funcionaria no precisó cuántos trabajadores están involucrados, pero serían al menos ocho los que incurrieron presuntamente en una serie de delitos. Preliminarmente, se supo que los moldes, cabezas y esculturas encontradas constituirían la prueba fehaciente del delito de peculado, es decir, uso indebido de los bienes de la entidad para beneficio propio.

Según Fernández, esta investigación es parte de la política anticorrupción que ofreció al iniciar su gestión hace unas semanas. Dijo que la intervención cuenta con la autorización del ministro de Cultura, Alejandro Salas. “Estamos en una política de cero tolerancia a la corrupción. Al pedido del fiscal de exhibir las fichas de intervención de las esculturas registradas en las fotografías adjuntas en la denuncia interpuesta (por la directora de la DDC-Cusco), indicaron que estas no tenían fichas de intervención y que ya no se encontraban en dicho local. Hay mucho que investigar”, agregó la funcionaria.

Antecedente

En su primer día de gestión, Mildred Fernández, denunció que trabajadores de la Dirección de Cultura apoyaron la venta ilegal de terrenos y permitieron la afectación de construcción inca en el distrito de San Sebastián. Al igual que ese caso, se comprometió a denunciar todos los actos de presunta corrupción. Dijo que dejará el cargo tras una reorganización integral de la institución.