Sociedad

Moquegua y Tacna están arriba en competitividad, Arequipa sigue en descenso

Crisis. Arequipa ya no es la región más pujante del sur. Los índices del Instituto Peruano de Economía muestran que Moquegua y Tacna están por encima de la región mistiana. La corrupción y pésimas gestiones de las autoridades son talón de Aquiles.

Anemia. Pese a las campañas de salud, Puno figura con la población infantil más alta de niños que sufren anemia. Foto: La República Archivo
Anemia. Pese a las campañas de salud, Puno figura con la población infantil más alta de niños que sufren anemia. Foto: La República Archivo
LR Sur

Roberth Orihuela Q.

Históricamente Arequipa era cuna de la juridicidad. Ese pasado parece haber sido destruido por sus malas gestiones regionales.

En el último ranking del Índice de Competitividad Regional (Incore 2021), elaborado por el Instituto Peruano de Economía (IPE), figura última en el pilar de institucionalidad. ¿Qué detectó? Que hay una percepción negativa de las gestiones de las autoridades, baja ejecución del gasto público, incremento de la percepción de la inseguridad ciudadana y el índice negativo de creación de empleos formales.

El Incore mide la competitividad de las regiones basada en seis factores. Estos son el Entorno Económico, Infraestructura, Salud, Educación, Laboral e Instituciones.

En el promedio general, la región mistiana anda en cuarta posición, retrocedió un puesto con relación al 2020 por detrás de Moquegua y Tacna, que ocupan el segundo y tercer puesto respectivamente.

El presidente de la Cámara Pyme en Arequipa, Santino Batti, opina que el ranking solo hace honor a lo mal que han usado —y no han usado— las gestiones regionales y municipales el dinero público. La ejecución llega al 52% si se suma todos los niveles de gobierno. “Es una crisis, porque al no ejecutar obras, no se genera empleo ni movimiento económico para las pequeñas empresas. Una crisis institucional por su incapacidad de gestión, actos de corrupción, desgobierno e incapacidad técnica”, acota.

En resumen

La región mistiana se mantiene segunda por mejor sistema de Salud, luego de Lima. Esto porque hay una mejor cobertura en salud, mejor esperanza de vida al nacer y la desnutrición crónica es de solo 6%. También se mantiene en el tercer puesto en Educación, Infraestructura y Laboral.

Pero hay indicadores en los que falta trabajar. Solo se cuenta con el 30.8% de redes viales pavimentadas o afirmadas. La brecha laboral de género es de 33.7%, y la creación de empleo formal es negativa (-2.2%). A esto hay que sumarle que solo el 9.8% de la población aprobó a los alcaldes y al gobernador de entonces Elmer Cáceres Llica.

Arequipa también se ha convertido en más insegura, incluso más que Lima. Al menos esa es la percepción. En 2021 se presentaron 14.4 denuncias de delitos por cada mil habitantes, lo que la posiciona entre las regiones con más crímenes.

El IPE señala que el gasto real en los hogares arequipeños ahora es negativo. Es decir, que la gente ya no compra, sino que está ahorrando. El índice es de -5.6%. Mientras que el gasto público usado por cada ciudadano es de apenas 400 soles.

Moquegua y Tacna un buen ejemplo

En tanto, Moquegua se mantiene como la segunda región más competitiva en el país después de Lima. Además, se ubica entre los cuatro primeros lugares en los seis índices evaluados. Destaca en el pilar Instituciones, gracias a la mejora en la percepción de la gestión pública; y en el pilar Entorno Económico, registrando el mayor PBI per cápita y stock de capital por trabajador.

Y Tacna ya alcanzó el tercer lugar en competitividad. Ocupa el primer lugar en Educación y la segunda posición en Infraestructura. Su liderazgo en Educación se debe al destacado rendimiento de los alumnos de educación básica. En Infraestructura, es la segunda con la mayor proporción de hogares con acceso a servicios básicos (electricidad, agua y desagüe) y con conexión a internet fijo.

Tacna y Moquegua tienen sus más altos puntajes en los pilares de Salud y Educación, por su avance en el cierre de brechas. Por ejemplo Tacna registra la tasa de desnutrición infantil (1.9%) y la prevalencia de anemia (29.2%) más baja del país. Moquegua tiene una baja tasa de analfabetismo (3.9%) y más de la mitad de sus colegios cuentan con todos los servicios básicos.

La anemia sigue prevaleciendo

La prevalencia de la anemia (déficit de hierro en la sangre que lleva oxígeno al cerebro) en los niños de las regiones del sur sigue siendo alarmante. Puno es la peor posicionada a nivel nacional, con un índice que bordea el 80%. Poco más de la mitad de los niños en Cusco y Apurímac sufren de este mal, y 4 de cada diez niños en Arequipa lo padecen. Las únicas regiones que están relativamente bien son Moquegua (32.7%) y Tacna (29.2%). Esta última en primer lugar a nivel nacional.