ALERTA - Nave de la NASA choca hoy contra un asteroide para desviarlo
Sociedad

Hay más de 3.000 presos por asesinato, pero el 30% aún no tiene sentencia

Realidad penitenciaria. Según el INPE, 892 se encuentran procesados y otros 2.137 están condenados. En los primeros cuatro meses del año se han registrado 158 asesinatos en Lima metropolitana. También se ha capturado a 105 homicidas.

Crímenes. Solo en los primeros 4 meses de este año se han registrado 158 asesinatos en las calles de Lima metropolitana. Foto: difusión
Crímenes. Solo en los primeros 4 meses de este año se han registrado 158 asesinatos en las calles de Lima metropolitana. Foto: difusión
Óscar Chumpitaz

Hiro Shimabukuro Collazos era especialista en contrataciones con el Estado. Como funcionario público se desempeñaba en la Unidad de Abastecimiento de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass). Tenía una sonrisa contagiosa. El lunes 18 de abril fue a dejar a su hijo al colegio, quizá el sitio en el que podía sentirse seguro y protegido. Pero ni ese espacio pudo cobijarlo: una bala disparada a la cabeza por un delincuente apagó su vida a los 36 años.

Un episodio brutal, un eslabón más de la violencia urbana que en las últimas semanas volvió a recrudecer en Lima metropolitana, donde en los primeros cuatro meses del año la División de Homicidios registró 158 asesinatos: enero (52), febrero (37), marzo (33) y abril (36).

La estadística impacta y los sucesos duelen. De acuerdo al Instituto Nacional Penitenciario (INPE), a marzo de este año, de los 88.071 presos en las cárceles del país, 3.029 están por homicidio calificado (asesinato). De ellos, 892 (29%) están procesados y 2.137 sentenciados (71%).

Por ese mismo delito se encuentran recluidos 67 extranjeros (59 hombres y 8 mujeres).

Víctimas. Hiro Shimabukuro, Willy Pope Telada y Silvia Gómez Orosco. Foto: composición / difusión

SJL con más víctimas

El de Hiro, por su edad y por las características de su historia, genera un impacto agrio, demoledor. Y expone también una modalidad recurrente que jaquea la seguridad de los barrios: el sicariato.

Esta clase de ataques se registran, sobre todo, en la periferia de la capital. Solo el centro histórico parece estar a salvo de esa práctica.

San Juan de Lurigancho (SJL) es el distrito con más asesinatos. Hiro fue una de las 22 personas victimadas por delincuentes a sueldo en esa zona de Lima. Luego le siguen San Martín de Porres y San Juan de Miraflores con 11 víctimas cada uno.

También en San Juan de Lurigancho fue eliminado el comerciante Willy Pope Telada (46) tras ser interceptado por sujetos en moto cuando se encontraba junto con su hermano.

105 asesinos capturados

Solo la División de Homicidios de la Dirincri ha capturado a 89 peruanos y 16 extranjeros que perpetraron asesinatos en la modalidad de sicariato. Asimismo, 58 asesinos se encuentran con prisión preventiva, gracias al trabajo de investigación realizado por esa unidad.

Uno de ellos es Elmer Balbín Canchanya (a) Muy Muy, acusado de asesinar al transportista Julio Castillo Rodríguez (37) y de herir a Manuel Meca Castillo.

En marzo, también fue capturado Camilo José Pérez Reyes, un sicario venezolano de 22 años, apodado Piolín, a quien se le atribuye la autoría intelectual y material del asesinato de Henry Antonio Chirinos Rohas y Keishmer Enrique Torres Gómez, ambos con amplio prontuario criminal en Venezuela.

Estos sujetos fueron victimados en La Molina. “Fue una venganza ‘llanera’. Los asesinaron por un ‘cierre’ de objetos de valor robados”, dijo el coronel Víctor Revoredo, jefe de la División de Homicidios.

La Fiscalía, sin embargo, no deriva todos los casos a esa estratégica unidad de la PNP. “Hay casos complejos que también son remitidos a los distintos Departamentos de Investigación Criminal)”, reveló el oficial.

Asesinos. Camilo José Pérez Reyes y Elmer Balbin (a) Muy Muy. Foto: composición / difusión

Crímenes planificados

En el 65,9% de los asesinatos cometidos este año en Lima, existió planificación previa para cometerlos y, al menos, en el 20,9% hubo acuerdo para que alguien se encargue de ejecutarlos.

El 2 de marzo, por ejemplo, sicarios en moto asesinaron en San Martín de Porres a Silvia Margoth Gomez Orosco, de 45 años, una madre de familia que trabajaba en construcción civil.

Y en San Juan de Miraflores, el colombiano Luis Carlos Rincón Holguín también fue asesinado el 23 de mayo. Los homicidas le dejaron el mensaje: Todos los ‘gota’ deben alinearse. En una mano se halló un billete.

“Hace un tiempo que venimos advirtiendo una gran cantidad de víctimas por proyectil de armas de fuego”, dice una fuente del Ministerio de Salud.

Detrás de ese análisis, la Policía pone bajo la lupa otro problema recurrente de los últimos años: la gran cantidad de armas que circulan en la calle. En la Sucamec admiten que es un tema “preocupante”, que “alarma”.

Para los investigadores, las venganzas, ajustes de cuenta y disputas entre bandas de proxenetas y extranjeros están ensangrentando las calles limeñas.

“Asesinos son difíciles de rehabilitar”

Los asesinos relatan los hechos que ellos mismos han cometido como si los hubiera realizado otra persona, pero no tienen esa vibración emocional que todos tenemos porque no sienten culpa, consideración ni respeto. Se llama psicopatía. Son personas que podrían tener trastornos psicopáticos de la personalidad, dice el médico psiquiatra Carlos Bromley.

En muchos casos lo planifican y ejecutan de manera correcta y adecuada para ellos, sin ninguna dificultad. Son personas que atropellan las reglas de vida y las de convivencia para lograr sus objetivos de bienestar, agrega.

Este tipo de perfiles −dice− son difíciles de rehabilitar, puesto que requieren una terapia de reconstrucción cognitiva.

Datos

Casos. El año pasado se registraron 478 asesinatos por encargo en Lima metropolitana y el Callao.

Robos. Este año hubo 9.758 robos y 14.923 hurtos, solo en los primeros tres meses. Muchos de esos delitos terminaron con homicidios.