Sociedad

Paulina Facchin: “Mi mayor temor es que sea entregada al régimen de Nicolás Maduro”

La activista venezolana sostuvo que se encuentra en la clandestinidad debido a que no quiere convertirse en una presa política en Venezuela.

Paulina Facchin no tiene un paradero conocido. Foto: La República.
Paulina Facchin no tiene un paradero conocido. Foto: La República.
Sociedad LR

La activista venezolana de derechos humanos Paulina Facchin, quien llegó al Perú hace 11 años huyendo del chavismo, afirma que vive una “cacería de brujas” luego de que la Superintendencia de Migraciones dispusiera su expulsión del Perú.

En entrevista con Rosa María Palacios, recordó que durante todo este tiempo en el país, el régimen chavista no le dio tregua a pesar de ya no vivir en Venezuela. “En tierras peruanas, pese a estar lejos del régimen venezolano, yo he sufrido persecución, hostigamiento público, se han hecho las denuncias públicas. Yo he tenido a agentes del chavismo afuera de mi casa tomando fotos no solamente a mí, sino también a mi hija siendo menor de edad, y las publicaban en televisión nacional en Venezuela”, manifestó.

Asimismo, señaló que al momento de pedir su nacionalidad por naturalización en el 2018 inició la arbitrariedad. Primero le dijeron que había mentido en relación a su trabajo, lo cual negó al mostrar documentos y añadió que estaba inscrita en el Colegio de Abogados del Perú.

También Migraciones alegó que no tenía arraigo familiar, cuando ellos mismos le dieron el carnet de extranjería a su hija y esposo. “Ha sido una constante, al mejor estilo chavista, de persecución arbitraria, no legal”.

Al haber ayudado como abogada a venezolanos que salían de este país para que no tengan temor y se refugien en otras naciones colindantes, Paulina Facchin considera que Nicolás Maduro planea hacerla una presa política.

“Por años Nicolás Maduro ha tratado de regresarme a Venezuela a través de diferentes formas, a través de hostigamientos. Entonces, Perú que es parte del Pacto de San José, me pretende devolver y entregar a las garras de Maduro. Yo estoy en la clandestinidad porque mi mayor temor es que yo sea entregada al régimen de Nicolás Maduro y que yo me convierta —en vez de ser abogada ad honorem de refugiados y presos políticos— a formar parte del listado de presos políticos de cualquier cárcel de Venezuela”, sostuvo.