- Pedro Castillo calificó de "ilegal" allanamiento en Palacio
Sociedad

Funcionario de Electro Puno aprobó pago y después se fue a beber con gerente

Irregular. Chura aprobó valorización de pago a empresa y meses después se fue a reunión social con gerente de CELTEC.

Aceptó. Chura dice que empresario fue su compañero.
Aceptó. Chura dice que empresario fue su compañero.
Liubomir Fernández

Elmer Lenin Chura Vilcanqui, trabajador de Electro Puno, habría usurpado funciones de José Luis Araujo López, contratado por la entidad para supervisar a la empresa Constructores y Consultores Electromecánicos y Civiles (Celtec). A esta se le pagó S/ 6 millones 57 mil 789 para la remodelación de la red de energía pública de varios puntos de la ciudad de Puno. La obra, que empezó en mayo del 2021, debió culminar en noviembre del mismo año. Pero los trabajos aún no acaban y están detenidas. La empresa no cumplió con los trabajos en los plazos establecidos.

José Luis Araujo López, culminó su contrato y desistió de seguir supervisando. Sin embargo, sus atribuciones fueron asumidas por el administrador de la obra, Elmer Lenin Chura Vilcanqui, pese a no ser su competencia.

Chura, según varios documentos, dio luz verde para que se le pague varias valorizaciones por más de 200 mil soles por periodos de trabajo que no se ajustaban a los avances de obra. También validó las características de los cables que instaló la empresa, a pesar de que la atribución era exclusivamente del supervisor. Su rol figura en varios informes oficiales que obran en Electro Puno.

La República buscó la versión de Lenin Chura. Este dijo que, en efecto, sí aprobó el pago de adendas. Reconoció que sí conoce a Juan Percy Laqui Nina, gerente de Celtec, porque fue su compañero de estudios. Aceptó que meses después de aprobar las adendas de la empresa, se fue a beber con Laqui.

Chura, recordó que hubo un pedido de cuarto de aplicación de plazo de ejecución de obra por sesenta días, el cual no fue aprobado por la entidad en los plazos establecidos y la ejecutora se acogió al silencio administrativo. Indicó que el responsable es el jefe inmediato Rodrigo Coaquira, y el actual gerente general Hernán Mamani.