AHORA - ¡Corinthians clasificó a cuartos de final de la Copa Libertadores! Vencieron 6-5 a Boca en penales

SJL: olla común cultiva sus propios alimentos tras alza de precios de la canasta básica

Vecinas de comedor popular del asentamiento humano José Carlos Mariátegui obtienen parte de sus insumos gracias a sus propios biohuertos.

En total, 14 vecinas han optado por tener sus propios bio huertos. Foto: captura de Latina
En total, 14 vecinas han optado por tener sus propios bio huertos. Foto: captura de Latina
Sociedad LR

En la olla común Jehová Jireh, ubicada en el asentamiento humano José Carlos Mariátegui, en el distrito de San Juan de Lurigancho, no se quedaron con los brazos cruzados tras el alza de precios de la canasta básica.

Así, las organizadoras de este comedor popular decidieron cultivar sus propios alimentos mediante biohuertos que han ido plantando en sus patios o alrededor de sus hogares.

PUEDES VER: Cúster embistió a auto en peligrosa intersección llamada ‘cruce de la muerte’ en SJL

Espinaca, acelga, pimentón y cebolla china, además de especias y plantas medicinales como el orégano e hinojo, son algunos de los productos que han obtenido gracias a la iniciativa de las 14 madres de familia que decidieron apostar por esta alternativa sostenible.

Lazy loaded component

De este modo, los biohuertos han generado que este comedor evite gastar un aproximado de 40 soles semanales.

“Definitivamente es un ahorro porque una de las dificultades en plena cuarentena fue que todos los precios de verduras, abarrotes e insumos básicos que necesitamos para cocinar habían subido”, declaró una de las vecinas de dicho asentamiento humano a Latina.

Así nació la idea

La iniciativa de este proyecto autosostenible se fue desarrollando tras la creación de la mencionada olla común durante la pandemia, dado que varias vecinas se percataron de la gran cantidad de residuos orgánicos que se desechaban sin sacarle provecho alguno.

Sin embargo, gracias a la organización de las mujeres de la asociación decidieron empezar a cultivar sus propios alimentos al aprovechar el soleado clima que les ofrece Lima Este. Sin embargo, no todo fue fácil, ya que uno de los más grandes retos fue obtener el recurso que más escasea en esta zona: agua.

PUEDES VER: SJL: 30 ollas comunes ya no pueden solventarse a causa del alza de precios en alimentos

“Esto ha sido una labor muy difícil porque una de las dificultades de las partes altas en los cerros es el acceso al agua, un recurso básico”, afirmó otra de las responsables al mencionado medio.