En julio abrirán al 100% la Carretera Central y ya solo faltaría la Línea 2

Mercado de Santa Anita - Evitamiento. Ayer abrieron 2 km para el transporte público y privado, pero faltan 3 km.

Hacia julio de este año se espera restituir el transporte público y privado a las avenidas que fueron cerradas para culminar la implementación de la línea 2 del Metro de Lima. Foto: difusión
Hacia julio de este año se espera restituir el transporte público y privado a las avenidas que fueron cerradas para culminar la implementación de la línea 2 del Metro de Lima. Foto: difusión
Carlos  Contreras

Luego de los reiterados pedidos, el tramo de la Carretera Central - que estuvo por cerca de siete años cerrado por las obras de la Línea 2 del Metro de Lima y Callao - volverá a abrirse al 100% desde julio próximo, adelantó la jefa de la Autoridad de Transporte Urbano (ATU), María Jara.

La reapertura de esta importante vía se dará en dos etapas. Ayer, se restituyó el transporte público y privado en el primer sector, de 2,15 kilómetros, comprendido entre la av. Santa Cecilia (El Agustino) y la av. La Mar (límite de Santa Anita con Ate).

PUEDES VER: Inversión en infraestructura de transporte superó los US$ 166 millones en primer trimestre del 2022

“En julio se reabrirá otro tramo de la Carretera Central, desde la av. La Mar hasta la av. Separadora Industrial (Ate), con lo que se completará un total de 5 kilómetros reabiertos tras las obras del Metro”, afirmó.

De esta manera, explicó el director de Tránsito y Seguridad Vial de la PNP, Carlos Malaver, esta reapertura del tránsito (entre las futuras estaciones Mercado Santa Anita y Evitamiento) beneficiará a las 40.000 personas que se trasladan diariamente por la Carretera Central. “Ahora demorarán 15 y ya no 40 minutos”, dijo.

El alcalde de Santa Anita, José Luis Nole, sostuvo que esta era una medida que esperaban desde hace varios meses porque esta arteria conecta Lima con el centro del país. “Es uno de los corredores logísticos del país. Tenemos los dos mercados más grandes de verduras y abarrotes de Lima y Callao”.

A su vez, su colega de Ate, Edde Cuéllar, dijo que esto servirá para reactivar la economía de pequeños y medianos comercios que resultaron afectados por el cierre de la Carretera Central. El burgomaestre saludó también que se haya encontrado una solución tras meses de haberse tirado la pelota el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), la ATU y la concesionaria de la Línea 2.

PUEDES VER: En el 2023 iniciarán las obras de la nueva Carretera Central

Y efectivamente, en noviembre, La República dio a conocer que existía una fuerte discrepancia entre estas tres instituciones debido a que nadie quería liberar los obstáculos hallados tras la culminación de las obras de las primeras cinco estaciones subterráneas del Metro. Al final, la ATU aceptó retirar los pilares de un puente peatonal y los restos de un canal de riesgo para construir el cuarto carril y el nuevo paradero de transporte público en la vía superior de la Carretera Central.

“Para julio, esperamos que la ATU termine de retirar los obstáculos, como se ha comprometido”, precisó el alcalde de Santa Anita, quien lamentó que el presidente Pedro Castillo y el ministro de Transportes, Nicolás Bustamante, no hayan asistido al evento de reapertura.

Odebrecht hará este pago por sobornos para quedarse con la adjudicación de obras, entre ellas los tramos 1 y 2 de la Línea 1 del Metro de Lima, y los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur. Foto: Andina

¿Y la marcha blanca?

Los burgomaestres de Santa Anita y Ate esperan que abierta la Carretera Central se pueda poner en marcha el primer tramo de la Línea 2 del Metro, entre el Mercado Santa Anita y Evitamiento. “Los trenes y las estaciones están listos. No pueden seguir postergando la inauguración del proyecto”, dijeron.

PUEDES VER: Línea 2 del Metro de Lima: revisa aquí el plan de desvío por obras en la avenida Faucett

La clave

Sobre el avance de los colectiveros, la jefa de la ATU respondió que se trabajarán mesas técnicas para hallar soluciones sin afectar al transporte de calidad. “Hay que ver la fiscalización, pero también el empleo”.