EN VIVO - Inicia sesión del Pleno para debatir censura contra ministro Dimitri Senmache

El camino de Agustina Rivas, ‘Sor Aguchita’, hacia los altares

Este sábado 7 de mayo, en el poblado de La Florida, en Junín, donde sirvió y fue asesinada por Sendero Luminoso en 1990, será beatificada por un representante del papa Francisco.

Amaba a Dios. Agustina Rivas López (Izq.), en una de sus últimas fotos en Perené, preparando alimentos para los pobres. Foto: difusión
Amaba a Dios. Agustina Rivas López (Izq.), en una de sus últimas fotos en Perené, preparando alimentos para los pobres. Foto: difusión
Ángela  Valdivia

Casi un año después de que el papa Francisco promulgara el decreto que reconoce el martirio de María Agustina Rivas López, conocida como ‘Sor Aguchita’, la religiosa peruana asesinada por Sendero Luminoso (SL) en 1990, esta será beatificada mañana en Junín.

La ceremonia se realizará precisamente en el lugar en donde sirvió, pero también en el que fue victimada por el grupo terrorista a los 70 años de edad, junto a otras personas: el Centro Poblado La Florida, distrito de Perené, Chanchamayo.

PUEDES VER: Hoy beatificarán a tres santos mártires asesinados por Sendero Luminoso

El ataque estaba dirigido a la superiora de la congregación, pero al no encontrarla, decidieron matar a ‘Sor Aguchita’.

María Rivas se trasladó a esta localidad en 1988, cuando el Perú era duramente azotado por la violencia. En ese contexto, ella se dedicó a ayudar, sobre todo a las mujeres nativas, así como también a promover una mejor educación para los niños, entre otras causas.

Pero su labor se inició mucho antes. ‘Sor Aguchita’ nació en Coracora, Ayacucho, en 1920. A los 14 años fue enviada a Lima para estudiar en un colegio dirigido por la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor. Tiempo después decidió ingresar a la misma congregación, donde emitió su profesión religiosa perpetua en 1949.

Monseñor Gerardo Anton Zerdín, obispo Vicario de San Ramón, explica a La República que hubo demora en realizar la ceremonia de beatificación, debido a la pandemia.

PUEDES VER: Santos peruanos

“Hemos postergado porque la idea no es simplemente estar pocos ahí presentes o por la virtualidad. Siempre es bueno este acontecimiento humano”, sostuvo. El lugar está preparado para recibir a cerca de tres mil personas, agregó.

Asimismo, dijo que “‘Aguchita dio todo para servir a todos sus hermanos y hermanas con gran alegría. Fue la entrega total de su vida, es una misión de fe”.

Proceso y ceremonia

En esa línea, monseñor Zerdín contó también que el proceso de la búsqueda de la beatificación comenzó en el 2017 y concluyó el 22 de mayo de 2021, cuando el papa Francisco reconoció la muerte in odium fidei (en odio a la fe) de Sor María Agustina y firmó el decreto.

En paz. Tumba de la beata en el lugar donde fue asesinada. Foto: difusión

PUEDES VER: Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres, los santos más recordados

“Hay varios pasos que deben realizarse en Roma y yo cuando iba allá en cualquier ocasión me acercaba y me sentaba con las autoridades de la Congregación de Santos para ver cómo iba todo. Y gracias a Dios ha ido bastante rápido porque a veces son décadas enteras”.

También resaltó que ‘Sor Aguchita’ trabajó con personas de todas las religiones, por lo que se espera que en esta “fiesta humana del Perú profundo” asistan incluso los no creyentes.

“No solo es algo que sale fuera de serie, sino que es paradigmático. Si no hubiera tenido que dar su vida, Aguchita tal vez quedaría en el anonimato. De alguna forma representa todos los esfuerzos humanos (…)”.

PUEDES VER: Historia de la costilla de Sor Ana de los Ángeles

En tanto, la ceremonia de mañana será presidida por el cardenal Baltazar Porras, arzobispo metropolitano de Mérida y administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, Venezuela, así como delegado del papa Francisco para esta celebración.

En diálogo con La República, Porras manifestó sentirse ‘’muy contento por este regalo’', así como por el recibimiento que ha tenido.

“La fe cristiana tan fuerte, tan hermosa, hizo que Aguchita se convierta, en verdad, no solo en una mártir, sino (que) la vida de ella es para que sea ejemplo no solo en la zona amazónica, no solo en el continente, sino que va mucho más allá”.

PUEDES VER: San Martín de Porres: ¿quién fue este santo peruano y por qué es celebrado el 3 de noviembre?

Añadió que su relación con la iglesia peruana siempre ha sido estrecha.

Datos

Más peruanas. La última peruana que fue beatificada fue Sor Ana de los Ángeles Monteagudo, el 2 de febrero de 1985 en Arequipa, por el papa San Juan Pablo II.

Ceremonia. La Santa Misa de Beatificación se iniciará mañana a las 10:00 a.m.