Sociedad

Identifican a víctima de homicidio cuyo cadáver apareció calcinado junto en Santa Anita

Restos descubiertos el sábado 24 pertenecen a un ciudadano venezolano que habría sido asesinado a balazos y luego quemado para encubrir el crimen.

Los restos carbonizados hallados al cosatdo de las rieles del tren son de Carlos Eduardo Piñeira Arteaga, de 21 años. Foto: PNP
Los restos carbonizados hallados al cosatdo de las rieles del tren son de Carlos Eduardo Piñeira Arteaga, de 21 años. Foto: PNP
Sociedad LR

La División de Homicidios investiga como un presunto crimen mafioso el homicidio de Carlos Eduardo Piñeira Arteaga, un venezolano de 21 años que el sábado 24 de abril apareció asesinado y calcinado cerca de los rieles del tren, en Santa Anita.

Para los investigadores, a Piñeiro le prendieron fuego para tratar de demorar el proceso de su identificación.

El coronel PNP Víctor Revoredo Farfán, jefe de la División de investigación de Homicidios, confirmó la identificación de la víctima y dijo que esta fue posible gracias a un tatuaje en la mano izquierda y al intercambio de información con la policía venezolana.

También dijo que la víctima tenía antecedentes por hurto genérico y tráfico de estupefacientes en la delegación municipal de Mariará, en el Estado de Carabobo.

Los agentes de Homicidios aún no determinan el móvil de este crimen ni a los autores, aunque ya investigan algunas pistas.

El año pasado Gustavo Alberto Manrique Bandres y Emilio José Longa Rodríguez, dos jóvenes venezolanos que habían ingresado ilegalmente al Perú, fueron asesinados en similares circunstancias. El primero de ellos tenía un tatuaje en el brazo izquierdo de una imagen tribal que permitió reconocerlo.

Los agentes a cargo del caso no descartan la posibilidad de que estos crímenes tenga relación con la muerte de otras cuatro personas ultimadas, de forma similar, en Barranca.

Según informaron fuentes policiales, el móvil de estos asesinatos estaría vinculado a la trata de personas. “Podría haber una ‘guerra’ entre mafias dedicadas a la explotación sexual y al tráfico de migrantes y drogas”, dijo un detective.