PARO DE TRANSPORTISTAS - MTC anuncia suspensión de la movilización, pero gremios urbanos de Lima y Callao continuarán DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Suspenden temporalmente visitas al museo y monumento

Medio millón de adolescentes aún no tienen ni una sola dosis contra la COVID-19

Proceso que empezó hace seis meses se ha estancado por errores políticos. Grupo no inmunizado se concentra en Amazonas, Madre de Dios y Puno. Especialistas recomiendan que se concientice a padres y se vacune en colegios.

Responsabilidad. Padres deben llevar a vacunar a sus hijos. Foto: John Reyes/La República
Responsabilidad. Padres deben llevar a vacunar a sus hijos. Foto: John Reyes/La República
Ángela  Valdivia

Han pasado casi seis meses desde que se inició, de manera oficial, la vacunación contra el COVID-19 de los adolescentes y hasta el día de hoy todavía hay más de medio millón de menores que no han recibido ni una sola dosis.

De acuerdo al Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis) del Ministerio de Salud (Minsa), las zonas que registran el menor avance en la aplicación de la primera dosis en personas de 12 a 17 años son Amazonas, Madre de Dios y Puno. Ninguna de ellas supera el 70% de cobertura.

PUEDES VER: Minsa no asume error en la aplicación de cuarta dosis y exige dar con responsables

Todo esto es lamentable, según el exministro de Salud Óscar Ugarte, y se debe, principalmente, a que hoy existe un problema de gestión que afecta a todos los grupos etarios. “Además hay un número insuficiente de vacunadores, por lo que se debe contratar a más personal”.

En el caso específico de los menores de 12 a 17 años, afirmó que la manera más directa de llegar a ellos es a través de sus escuelas, por lo que se debería priorizar el envío de brigadas.

En esa línea, el extitular del Minsa Fernando Carbone sostuvo que tiene que haber un trabajo conjunto entre los ministerios de Educación y Salud para fomentar la vacunación entre los adolescentes sin dosis.

Infografía - La República

Otro punto por considerar, añadió Ugarte, es elaborar una campaña informativa, la cual esté dirigida, sobre todo, a los padres de familia para que se pueda perder el miedo.

“Ahí hay que combinar a las UGEL, Minedu, Apafas. El Minsa tiene que hacer una campaña pública nacional en favor de la vacunación. Hay un déficit muy grande y peor aún con este grave error ocurrido con una sobredosis de Moderna”, agregó.

PUEDES VER: ¿Quiénes son los responsables de administrar y verificar el contenido de las dosis contra COVID-19?

Recuperar la confianza

Para Carbone, el reciente escándalo en el que se ha visto envuelto el Minsa ha provocado un “daño reputacional hacia el insumo, la campaña de vacunación y el propio ministerio”. Aseveró que se debe determinar a los responsables para que sean sancionados.

Ugarte también consideró que se requiere que el Minsa sea transparente, pues “están negando que haya algún problema y se rehúsan a hacer una comisión investigadora, lo que genera que los padres tengan más desconfianza”.

Vacunación en menores se ha ido ralentizando por causa de la desconfianza de los padres en las inyecciones. Foto difusión.

Agregó que cuando ocurrió el vacunagate se hizo pública la situación y se formó una comisión investigadora, a la que se le dio 10 días de plazo. “Sobre eso se han hecho procesos de sanción por un lado y la rectificación necesaria porque empezábamos a vacunar a todos y recuperamos la confianza que estaba totalmente perdida”.

PUEDES VER: No hubo cuadros graves con aplicación indebida de vacuna Moderna en el sur

Carbone, en tanto, refirió que la pérdida de confianza que afecta la vacunación de los menores es incluso más grave, debido a que este grupo ya empieza a asistir a sus centros educativos sin restricciones.

Nueva unidad del Minsa sin sustento

A través de la Resolución Secretarial 078-20227/Minsa se ha creado la Unidad Funcional de Prevención y Manejo de Epidemias, Brotes y Enfermedades Transmisibles Priorizadas dependiente de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública (Digiesp).

Ugarte denunció que esta unidad duplica las funciones del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC). Además, la norma no tiene la opinión del CDC ni del INS. Agregó que la resolución debe ser derogada de inmediato.

Infografía - La República