RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?
Sociedad

Clases semipresenciales: ¿qué retos implica para los docentes y la comunidad universitaria?

Estudiantes de casas de estudios superiores se alistan para retornar a las aulas tras 2 años de clases virtuales debido a la pandemia. ¿A qué se enfrentan los docentes y alumnos ante este regreso?

Las universidades tienen previsto abrir sus puertas a partir del mes de marzo de manera progresiva. Foto: Minedu
Las universidades tienen previsto abrir sus puertas a partir del mes de marzo de manera progresiva. Foto: Minedu

A casi dos años de la llegada de la pandemia del coronavirus al Perú, a partir del mes de marzo, las universidades públicas y privadas volverá a abrir sus puertas de forma progresiva. Por tal motivo, el Ministerio de Educación (Minedu), a través de la Resolución Ministerial N.º 531-2021, propuso un modelo híbrido, el cual integrará la enseñanza presencial con la de distancia.

En esa línea, las diferentes casas de estudios superiores deberán definir qué forma de trabajo utilizarán y el porcentaje de alumnos que retornarán a la presencialidad. Ante eso nos preguntamos: ¿cómo debe aplicarse y qué retos implica para el docente y la comunidad universitaria?

Para poder comprender mejor el tema, se debe saber que el Minedu ha planteado tres modelos educativos híbridos: el primero se divide en clases en paralelo (un grupo recibe el servicio presencial en el aula y el otro, de forma simultánea, desde sus casas), el segundo está centrado en la naturaleza de la asignatura y, finalmente, el tercero es aquel en el que se brindarán asesorías personalizadas con una autonomía para escoger la forma del dictado de la asignatura.

Alumnos dan examen de admisión presencial en la Facultad de Letras de la Decana de América. Foto: UNMSM

Retos que afrontan los docentes tras este retorno progresivo a la presencialidad

Debido a esta duda, La República se comunicó con docentes de distintas casas de estudios para, bajo su punto de vista, conocer cuáles serán los obstáculos que ellos enfrentarán en este retorno híbrido. El principal punto en el que todos concordaron es empezar a adaptarse a trabajar en un contexto digital y presencial de manera paralela.

“Sin la debida atención al factor humano, ningún formato híbrido tendrá éxito”, detalló el Dr. Luis Francisco Vivanco Aldon, vicerrector académico de la Universidad Privada Peruano Alemana (UPAL), quien a su vez resaltó que este reciente sistema representa un nuevo reto en la educación superior porque combina la educación presencial y remota a través de distintos medios.

“Este reto forma parte de un proceso de transición en el ‘delivery’ educativo, pasando de modelos tradicionales a nuevas tendencias que vienen a imponerse. El sistema híbrido no es una moda pasajera o una necesidad. Es el nuevo estándar educativo que estará a disposición en el mercado”, dijo a La República.

En ese sentido, para Silvia Lavandera Ponce, directora del Centro de Excelencia en Enseñanza y Aprendizaje de UTEC, el reto de retornar a la semipresencialidad “ya no es tecnológico, sino metodológico”.

“Ahora, el docente debe apoderarse de todas las TIC (tecnologías de la información y comunicación) para que este proyecto educativo funcione. Esta nueva metodología busca fusionar lo mejor de los mundos virtual y presencial para que puedan convivir de manera adecuada”, apuntó a este medio.

El inicio de clases presenciales en las universidades presentará retos, pero también beneficios. Foto: UNMSM

Además, a este obstáculo se le suma la capacidad tecnológica y humana que tengan las universidades para que ambas formas de trabajo convivan en un mismo ecosistema. Por otro lado, los docentes señalaron que será sumamente importante que las distintas casas de estudio puedan asegurar todas las medidas de bioseguridad con el objetivo de que la comunidad universitaria no se vea afectada en sus instalaciones por la COVID-19.

“Aplicaremos este método (modelo híbrido) desde el primer ciclo hasta el décimo. La idea es que cada grupo vaya una semana presencial y otra virtual, y así se vayan alternando”, puntualizó la vocera de la UTEC.

En esa línea, se sostuvo que este cambio debe ser progresivo y dependerá de cada universidad, ya que son autónomas y tienen que analizar cuáles son sus capacidades en educación e infraestructura.

“Este semestre va a ser virtual y desde el próximo, híbrido. Cada universidad dependerá de la capacidad que puedan tener para respetar las medidas de bioseguridad que se requieren. En el caso de donde trabajo, casi todos los docentes tenemos las tres dosis y las aulas estarán reguladas por un cierto aforo para respetar el distanciamiento”, añadió Paula Chiok Perez, magíster en Ciencias Contables con especialización en Tributación y docente de la Universidad Nacional de Cañete.

Cabe precisar que las decisiones que tomen las distintas casas de estudio serán supervisadas y fiscalizadas por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), quien se encargará de que se desarrollen de acuerdo a los parámetros establecidos por la Resolución N.º 121-2021-SUNEDU/CD.

Se sabe que la modalidad semipresencial podrá atender los nuevos retos que plantean los cambios sociales y las innovaciones tecnológicas. Y de eso son conscientes los maestros.

Yo soy de las docentes que apuesta por este retorno, la educación híbrida va a permitir al estudiante poder responder estos casos prácticos con el docente y con los demás compañeros”, resaltó Chiok. Agregó que este método de trabajo será un reto para toda la comunidad universitaria, pero también una oportunidad para realizar “adecuadamente los casos”, detalló la docente.

Docentes universitarios se muestran de acuerdo con regresar a las aulas Foto: Minedu