VIRUELA DEL MONO - Argentina confirma su primer caso sospechoso

Nuevo derrame de petróleo en litoral del norte

Alerta. Pescadores de la caleta de Cabo Blanco denunciaron que la empresa Savia Perú es responsable de la explotación de las plataformas petroleras.

Riesgos. El mar del norte de nuestro país ha sido castigado por otra contaminación petrolera que merece la atención de las autoridades. Se intenta limpiarlo. Foto: difusión
Riesgos. El mar del norte de nuestro país ha sido castigado por otra contaminación petrolera que merece la atención de las autoridades. Se intenta limpiarlo. Foto: difusión
Henry Cotos

Un nuevo derrame de petróleo en la costa norte del país ha sido denunciado por pescadores de la caleta de Cabo Blanco y en este caso, al igual que en Ventanilla-Repsol, la empresa Savia Perú es responsable de la explotación de las plataformas petroleras y poner en práctica un plan de contingencia deficiente con las acciones de limpieza del mar.

Ante la emergencia, las autoridades portuarias y de fiscalización del Estado llegaron a la zona para realizar la evaluación del daño, investigar y sancionar a los responsables, pero fue después que un grupo de pescadores de la caleta de Cabo Blanco del distrito de El Alto en la provincia de Talara, a través de varios videos difundidos por las redes sociales, advirtieron del derrame del carburante frente a la playa de Peña Negra, en las plataformas petroleras PN-14 que son operadas por la empresa Savia Perú.

Durante el recorrido que realizan los hombres de mar, comprobaron que a varios metros se puede oler el combustible derramado a lo largo del sector conocido como Peña Negra, cuyas aguas se han cubierto de la mantecada ocasionada por el crudo de petróleo.

PUEDES VER: Piura: pescador artesanal reporta derrame de petróleo en Talara

“Señores del Gobierno central, estamos hartos de tanta injusticia, les pedimos que les quiten la licencia a estas empresas que consideramos asesinas al matar nuestro mar y toda su riqueza que nos proporciona, pero sobre todo al dejar sin trabajo a los miles de pescadores… Pesca sí, petróleo no”, es el sentir de los pescadores.

La Capitanía del Puerto de Talara, junto con Osinergmin la Fiscalía del Medio Ambiente y OEFA, se constituyeron a la zona del derrame para realizar la constatación y evaluación de los daños y así, luego del informe correspondiente, proceder a realizar las investigaciones que determinen las causas del derrame y las sanciones correspondientes de acuerdo a ley, mientras que varias embarcaciones con personal de la empresa Savia Perú vienen realizando en la zona de derrame las acciones de limpieza.

Mediante un comunicado, la empresa Savia Perú sostuvo que la fuga del carburante se desarrolló en un cabezal de pozo de la plataforma PN-14, por lo que se procedió a controlarla, dejando fuera de actividad el pozo para realizar las reparaciones respectivas.

PUEDES VER: Científico experto en derrames de petróleo: “Sí hubo negligencia de Repsol”

La empresa informó que para mitigar y controlar alguna potencial manifestación de fuga submarina tiene una cuadrilla de buzos y un cerco de barreras oleofílicas en la zona.

Se reportó que Savia activó su plan de contingencia. Foto: difusión

Asimismo, aseguró que desplazó personal especializado a la zona de playa para realizar monitoreos y trabajos de limpieza para evitar cualquier afectación en el litoral del norte.

PUEDES VER: Marina y OEFA confirman segundo derrame de petróleo frente a refinería La Pampilla de Repsol

“Se aplicó el plan de contingencia”

La empresa Savia Perú aseguró que puso en marcha el plan de contingencia y limpieza de mar contaminado, mientras que autoridades portuarias, de fiscalización y del Ministerio Público inspeccionaron los hechos para la evaluación de daños y así investigar y sancionar de acuerdo a ley a los responsables.

La fuga fue en la plataforma PN-14 por una falla en la válvula del pozo PN14-3, por lo que se procedió con el cierre inmediato del pozo. El pozo PN14-3 produce 6 BOPD (barriles por día). Tras la inspección se determinó que la fuga originó el derrame de 1,18 barriles de petróleo.