VIRUELA DEL MONO - Argentina confirma su primer caso sospechoso

Capitán de barco petrolero afirma que Repsol lo engañó

De primera mano. El italiano Giacomo Pisani entregó a las autoridades las cartas de protesta que dirigió a los responsables de la refinería La Pampilla, en las que consigna que la empresa le ocultó la verdadera magnitud del desastre y que además pretendieron atribuirle la fuga de hidrocarburos. Además, una aeronave de la Marina registró un nuevo vertimiento el martes 25 de enero, confirmado por el OEFA. Repsol respondió que el incidente estaba “controlado” y que se trataba de un remanente del petróleo descargado.

El dato. El testimonio del capitán italiano del buque Mare Doricum es clave sobre la responsabilidad de Repsol por el derrame de 6.000 barriles de hidrocarburo. Foto: difusión
El dato. El testimonio del capitán italiano del buque Mare Doricum es clave sobre la responsabilidad de Repsol por el derrame de 6.000 barriles de hidrocarburo. Foto: difusión
Abel Cárdenas

Repsol cometió una serie de irregularidades desde que se produjo el vertido de petróleo el sábado 15 de enero, en el Terminal Multiboyas nº 2, según informó el capitán del buque tanque Mare Doricum, el italiano Giacomo Pisani.

Durante una entrevista que se produjo en la misma embarcación con una comitiva de ministros, el lunes 24 de enero, Pisani señaló que desde el primer momento en que le informaron sobre el derrame, la compañía Repsol no actuó diligentemente para evitar que el hidrocarburo se expandiera hacia el norte del país.

Estuvieron presentes los ministros del Ambiente, Rubén Ramírez; de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez; y el ministro de la Producción, Jorge Luis Prado.

PUEDES VER: Capitán del buque afirma que Repsol le mintió cuando le dijo que “todo estaba controlado”

Para sustentar su manifestación ante las autoridades peruanas, el capitán Giacomo Pisani exhibió documentos que acreditaban su relato de los hechos, los que fueron revelados por el diario español El País y a los que La República también tuvo acceso.

Los papeles son la evidencia de que el capitán Pisani se enfrentó con los responsables de la refinería La Pampilla, de propiedad de Repsol, porque no aceptaron sus reclamos por la responsabilidad de la fuga de petróleo en el Terminal Multiboyas nº 2, que recibió la descarga del tanquero Mare Doricum. Los funcionarios de Repsol se negaron a proporcionarle la información sobre la cantidad de petróleo que había sido descargado, por ejemplo.

El mismo día del vertimiento, el sábado 15 de enero, Giacomo Pisani reportó la dudosa conducta de los responsables de Repsol que administran la refinería de La Pampilla, en Ventanilla. Pisani claramente anotó que Repsol le mintió cuando le comunicó que había dominado la situación.

PUEDES VER: Científico experto en derrames de petróleo: “Sí hubo negligencia de Repsol”

El capitán Pisani se dio cuenta de que lo que Repsol sostenía no era cierto, porque las acciones que había adoptado la compañía no eran las adecuadas.

Con todas sus letras

En el primer documento, Pisani escribió:

“Según el equipo de representantes de la terminal (de Repsol), la contaminación que se produjo en la Terminal (Multiboyas nº 2) estaba bajo el control de la (misma) terminal mediante su equipo anticontaminación. Pero observamos que la barrera (de contención de petróleo) no tenía la extensión suficiente para cubrir toda la longitud de la embarcación (Mare Doricum)”.

PUEDES VER: EE. UU. ayudará al Perú en la limpieza de costas afectadas tras el ecocidio causado por Repsol

La versión de Giacomo Pisani contradice lo sostenido por Repsol en reiterados comunicados, en los que aseguró que había desplegado todos los equipos necesarios y adecuados para atenuar el derrame desde el primer momento de conocidos los hechos.

Pero no solo eso, Pisani también precisó que la terminal no le brindó el informe con las cantidades de petróleo descargado, por lo que no le permitió conocer la magnitud del desastre.

Tampoco Repsol le proporcionó la hoja de horas del proceso de descarga de los 987.672 barriles que el Mare Doricum trajo desde el puerto de Sao Sebastiao, estado de Sao Paulo, Brasil.

PUEDES VER: Consorcio de Universidades exige aplicar sanciones de forma inmediata por derrame de Repsol

Esta conducta fue anotada por los ministros del Ambiente, Produce y Comercio Exterior, quienes tienen jurisdicción sobre el caso de la fuga de 6.000 barriles de petróleo.

El domingo 16 de enero, al día siguiente de los hechos, Giacomo Pisani reportó:

“El buque (Mare Doricum) no recibió información sobre la cantidad de (petróleo) recibida por la terminal (de Repsol). El buque no recibió la hoja de horas (de descarga de petróleo) de la terminal”.

PUEDES VER: OEFA anunció que Repsol incumple medidas dispuestas tras derrame de petróleo en Ventanilla

El mismo domingo 16 de enero, el capitán Pisani consignó su protesta porque el personal de la refinería de La Pampilla se negó a recibir su manifestación sobre los incidentes.

Sospechosa conducta

Repsol aparentemente quiso atribuir el incidente del derrame al buque tanque por acercarse demasiado al Terminal Multiboyas nº 2. El capitán Pisani negó terminantemente la insinuación:

“Protesto porque el representante de la terminal (de Repsol) se niega a firmar mi carta de protesta que señala lo siguiente: El capitán Giacomo Pisani rechaza esta carta de protesta (de Repsol) porque el buque no avanzó y nunca tocó la boya de señalización del PLEM (infraestructura de metal de recolección y distribución submarina, que permiten el paso de los hidrocarburos para la recepción o despacho del mismo). Consulten las declaraciones de los testigos”.

PUEDES VER: Minam: Repsol podría recibir multas de hasta S/ 138 millones por derrame de petróleo

El capitán Giacomo Pisano hizo notar su enfado con Repsol ante los ministros con los que se entrevistó en el buque tanque Mare Doricum.

Y para terminar de echar por tierra la versión de Repsol de que un supuesto oleaje anómalo produjo la rotura de dos válvulas del Terminal Multiboyas nº 2, como señaló el director ejecutivo de la empresa, Jaime Fernández-Cuesta Luca de Tena, el capitán Giacomo Pisani expresó que el sábado 15 de enero el mar frente a Ventanilla estuvo completamente tranquilo y que no se presentaron corrientes fuera de lo normal. La versión coincide con el informe que ha difundido la Dirección General de Capitanías y Guardacostas, de la Marina de Guerra.

La empresa Repsol respondió a algunas de las afirmaciones del capitán Giacomo Pisani. Señaló que los hechos mencionados por este no son de su responsabilidad.

PUEDES VER: Ministros ofrecieron conferencia de prensa sobre emergencia por derrame de petróleo en Ventanilla

Indica la compañía que la versión de Pisani “confirma que las barreras de contención estaban desplegadas desde el primer momento”. Pero lo que indicó Pisani fue que eran insuficientes ante la magnitud del desplazamiento de los 6.000 barriles de petróleo vertidos.

El capitán del Mare Doricum también mencionó que no intervino un equipo de buzos en sus momentos para efectuar una evaluación, lo que reconoció la empresa: “Repsol informó que no pudieron ingresar debido a que las condiciones no eran seguras, por lo que inmediatamente se activó a un segundo equipo de buzos con equipo especial para este tipo de situaciones y se encargaron de realizar las inmersiones”.

Un nuevo vertido

Las revelaciones del capitán Pisani se conocieron casi al mismo tiempo que se confirmó un segundo derramamiento de petróleo en el mismo Terminal Multiboyas nº 2, de propiedad de Repsol.

PUEDES VER: Repsol descarta segundo derrame de petróleo pese a reportes de OEFA, Marina y Osinergmin

Después de que una aeronave naval hizo una inspección de la zona de desastre, el martes 25 de enero, la Dirección General de Capitanías y Guardacostas informó que se había detectado una mancha de petróleo

Según el comunicado de la institución naval, cuando se le preguntó a Repsol sobre dicho nuevo vertimiento, la empresa confirmó el incidente y arguyó que “se trataría de residuos oleosos del mismo hidrocarburo, el cual se habría filtrado a pesar de haberse realizado los trabajos para el retiro del crudo”, como parte de las labores de investigación sobre las causas de la fuga de crudo.

En la mañana del miércoles 26 de enero, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) confirmó que se produjo un nuevo incidente y no dudó en señalar que se trataba de otro derrame de petróleo.

Otra vez. Imagen captada por una aeronave naval el martes 25 de enero, que registró un nuevo vertimiento de petróleo. Foto: difusión

PUEDES VER: Aeronave naval captó imágenes del nuevo derrame de Repsol

No obstante que el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) le informó que se trataba de un “vertido controlado”, el OEFA anunció que “ha iniciado la supervisión ambiental para verificar la responsabilidad de los hechos, el impacto generado y la implementación del Plan de Contingencia por parte de la empresa (Repsol)”. Lo que se entiende es que el organismo desconocía el origen del nuevo derrame, que primero detectó la Marina antes que otra entidad pública.

Datos

En alerta. La jefa del OEFA, Miriam Alegría, informó que Repsol incumplió las medidas dispuestas por el organismo el 18 de enero para revertir el daño de la fuga de petróleo.

Advertencia. “(El 25 de enero) venció el plazo para que (Repsol) identifique las zonas afectadas. La imposición por cada medida no cumplida en el plazo requerido por el OEFA asciende a 100 UIT, lo que equivale a 460 mil soles”, señaló la titular del organismo de fiscalización ambiental.

"Ocurrió condición anormal de mar/oleaje durante operación de descarga en la Terminal 2 de CBM provocando la rotura de cabos de amarre (TOTAL 3) amarrados a la boya en cuarto de estribor". Foto: Difusión

"Según el equipo de representantes de la terminal (de Repsol), la contaminación que se produjo en la Terminal (Multiboyas N° 2) estaba bajo control de la (misma) terminal mediante su equipo de anticontaminación. Pero observamos que la barrera (de contención de petróleo) no tenía la extensión suficiente para cubrir toda la longitud de la embarcación (Mare Doricum)".

"No se realizó ninguna operación de buceo por parte de la terminal para verificar el estado de la manguera de carga flotante que provocó el derrame se petróleo en el agua del mar".

"El costado del barco de mi embarcación Mare Doricum y todas las amarras que están amarradas a las boyas de amarre en la Terminal 2 de CBM están muy contaminadas por el petróleo en el agua del mar".

"El costado del barco de mi embarcación Mare Doricum y todas las amarras que están amarradas a las boyas de amarre en la Terminal 2 de CBM están muy contaminadas por el petróleo en el agua del mar".

"El capitán solicitó al piloto que subiera a bordo a las 17:30 LT después de un incidente de separación de las cuerdas de amarre para poner el buque en posición, pero el piloto no subió a bordo hasta las 23:05 LT".

"El buque (Mare Doricum) no recibió información sobre la cantidad de (petróleo) recibida por la terminal (Repsol). El buque no recibió la hoja de horas (de descarga de petróleo) de la terminal".

"Protesto porque el representante de la terminal ( de Repsol) se niega a firmar mi carta de protesta que lo siguiente: El capitán Giácomo Pisani rechaza esta carta de protesta (de Repsol) porque el buque no avanzó y nunca tocó la boya de señalización del PLEM ( infraestructura de metal de recolección y distribución submarina, que permiten el paso de los hidrocarburos para la recepción o despacho del mismo). Consulten las declaraciones de los testigos".

Empresa empapelada. Reportes del capitán del tanquero Mare Doricum, Giacomo Pisani, sobre las deficiencias de Repsol. Imagen: difusión

Imagen: Difusión

Imagen: Difusión