Defensor del consumidor sobre precios de pruebas:“¿Cómo vamos a enfrentar la pandemia sin mecanismos accesibles?”

El presidente de la Asociación peruana de consumidores y usuarios (ASPEC), Jaime Delgado, señaló que el Gobierno debería declarar a las pruebas moleculares como un “bien esencial”, y de esta manera fijar un precio en el mercado.

El 24 de diciembre, se registró el día con más pruebas procesadas desde que inició la pandemia, se procesaron 154.839 muestras. Foto: Marco Cotrina/La República
El 24 de diciembre, se registró el día con más pruebas procesadas desde que inició la pandemia, se procesaron 154.839 muestras. Foto: Marco Cotrina/La República
María de los Ángeles Serrano Vargas

Con la llegada de la tercera ola al Perú y el aumento de casos por la COVID-19, la cantidad de pruebas de descarte de coronavirus realizadas en todo el país, entre rápidas o serológicas, antigénicas y moleculares, ha aumentado significativamente desde la última semana de 2021. Según las cifras diarias publicadas por el Ministerio de Salud (Minsa), el 24 de diciembre se registró como el día con más pruebas procesadas desde que inició la pandemia. En total, fueron 154.839 muestras.

Esta situación es el reflejo de la demanda de pruebas para descartar un posible contagio tras las aglomeraciones registradas previas a las fiestas de fin de año. Por tal motivo, el fundador de la Asociación peruana de consumidores y usuarios (ASPEC), Jaime Delgado, se pronunció sobre el aumento de los precios de las pruebas moleculares en el sector privado.

“En países como Estados Unidos, se ha establecido que las pruebas se hacen de manera gratuita, porque estamos en una pandemia y nos está afectando a todos y, mientras más rápido salgamos de esta situación, vamos a recuperar el empleo, la estabilidad, vamos a bajar la inflación; en fin, vamos a recuperar la economía”, dijo a La República.

PUEDES VER: Procesamiento de pruebas COVID-19: una vigilancia deficiente antes de la tercera ola

Es así que, en el marco de la realidad que tienen que vivir miles de peruanos al ser obligados a buscar una alternativa de descarte del virus, y acudir a laboratorios privados y clínicas que ofrecen pruebas de COVID-19, el especialista agregó que “el Estado debería asumir esto de manera gratuita y masiva, independientemente de la oferta privada que pueda haber”.

Cabe precisar que el precio de las pruebas moleculares en casi todos los centros de salud y laboratorios privados de Lima supera los S/ 200, según el reporte de la Superintendencia Nacional de Salud (SUSALUD).

“Hay formas de hacerlo de manera sencilla, pero el Estado debería amplificar la cobertura, y para eso puede usar todas las postas. ¿Cómo vamos a enfrentar la pandemia sin mecanismos accesibles? No se puede poner a la gente pobre, que no tiene recursos, a estar pagando 200 o 300 soles para hacerse una prueba, no tiene sentido”, agregó Delgado.

Lazy loaded component
PUEDES VER: COVID-19: ¿por qué algunos vacunados ingresan a UCI (y no es que las vacunas no funcionen)?

El experto añadió que una alternativa es fijar precios, ya que es una posibilidad si es que el Gobierno se lo propone.

“Si se considera esto un bien esencial, entonces el Estado tiene facultad para fijar un precio, pero tendría que haber una declaración legal de hacerlo un bien escencial pero, mientras esto ocurra, el Estado debería asumir(lo). Yo creo que esta es una opción, porque estamos en un libre mercado y van a poder decir que es oferta y demanda, pero, mira las consecuencias que estamos sufriendo, sobre todo en esta tercera ola que está tan fuerte”.