LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Sociedad

Comas: delincuentes arrebatan 11.800 soles a comerciantes que iban a pagar su cuota en financiera

Mujeres acusan a una de sus compañeras, quien habría coordinado la realización del asalto con su primo.

Mujeres piden apoyo a las autoridades para recuperar el dinero y seguir la denuncia. Foto: URPI-LR
Mujeres piden apoyo a las autoridades para recuperar el dinero y seguir la denuncia. Foto: URPI-LR
Sociedad LR

Con información de Grace Mora / URPI-LR

En Comas, unas comerciantes fueron víctimas de la delincuencia, luego de que le arrebataran más de 11.000 soles cuando se dirigían a pagar su cuota en una entidad financiera.

Según las agraviadas, ellas pidieron un préstamo para realizar sus labores y se acercaron a cancelar parte del crédito. Sin embargo, fueron asaltas y perdieron todo el dinero que habían juntado con esfuerzo.

Las mujeres culpan a una de las comerciantes que también había pertenecido al cobro del préstamo.

“Estamos acá porque queremos justicia. Ella sale en 48 horas. A ella le han puesto denuncia por estafa en la comisaría, pero es por robo. Ella se llama Mariela Díaz, vive acá en Comas”, expresó una de las afectadas a La República.

La ciudadana detalló que siempre se reúnen para juntar el dinero y posteriormente realizar el depósito para aminorar su deuda.

“Sacos préstamos y nos reunimos para hacer pagos. Desde hace siete años hacemos esto, nos reunimos. Ella ha estado por un año (...). Lo ha planeado hace un mes”, agregó.

Asimismo, relató que la acusada debía encargarse de depositar el dinero y ya lucía nerviosa cuando se dirigían a la entidad financiera.

“Ella no sabía que iba a pagar. Cuando le apuntan con el arma y ella grita, le robaron la cartera (que contenía el dinero), pero solo fueron hacia ella y todas teníamos cartera”, añadió.

Según la comerciante, Díaz se habría comunicado en todo momento para coordinar el robo. Este hecho fue confesado por la acusada delante de los efectivos policiales.

“Yo le digo que eso nunca ha pasado, le quité el celular y vi que tiene conversaciones y llamadas con su primo, quien había apuntado con el arma. Él le dice: ‘Vamos a cuadrar esa vuelta’ (...). Ella ha aceptado delante de todos. Está en la manifestación, pero no me dicen cómo seguir la denuncia”, enfatizó.

Lazy loaded component